La presidenta del Senado, Gabriela Michetti, todavía no entiende los mecanismos básicos del mundo legislativo y más de una vez ha protagonizado papelones por no saber el orden de la votación o por olvidarse el micrófono abierto.

La historia volvió a repetirse en la previa de la sesión informativa del jefe de Gabinete Marcos Peña. La vicepresidenta se olvidó de apagar el micrófono y se la pudo escuchar cómo se quejaba del desorden que había en su cartera.

Embed

“¡Ay el quilombo que tengo en esta cartera, Dios mío!... Tengo que urgente cambiarla, todos los días…”, dijo al aire Michetti. Inmediatamente apagó el micrófono pero ya todos habían escuchado lo desordenada que puede ser.