El Banco Central redujo hoy su tasa de política monetaria en 75 puntos básicos y la ubicó en 27,25% anual, por lo que se espera una nueva suba del dólar para el resto de la semana, al desmotivar las inversiones en pesos.

"Si bien la inflación minorista de 2017 se redujo en casi 12 puntos porcentuales frente a la de 2016, la desinflación no fue tan rápida como la buscada por el Banco Central", señaló la autoridad monetaria.

En este sentido, agregó que en el contexto "de nuevas metas y una proyección de precios regulados más moderada, si bien los indicadores de alta frecuencia presentan signos mixtos, el BCRA considera que el sesgo contractivo actual de la política monetaria es aún algo elevado".

En esta nota