El dólar trepó 48 centavos a un nuevo máximo histórico de $ 23,70. La disparada se dio a pesar de que el Banco Central vendió U$S 1.000 millones.

El billete norteamericano arrancó el día a $ 23,22 vendedor y llegó a superar los $ 24. Tras esa estampida, la entidad que conduce Federico Sturzenegger intervino con un volumen importante de divisas. De esta manera, recortó la suba sólo a $ 23,70.

Con esta operación, la autoridad monetaria lleva vendidos en mayo unos U$s 2.000 millones. Estos se suman a los U$S 6.700 millones que inyectó entre marzo y abril, con lo que acumulan U$S 8.700 millones.

En esta nota