Tras el cierre de las cuentas de fin de año, las reservas del Banco Central se desplomaron más de U$S 300 millones. Bajaron más de U$S 600 millones en sólo dos días.

En el último balance de 2018, las arcas de la autoridad monetaria descendieron 317 millones respecto a ayer. Fue la segunda baja en forma consecutiva, la cual acumuló U$S 653 millones.

Después de recibir un nuevo desembolso por parte del FMI y la recepción del swap con China, las reservas se habían incrementado de gran manera. Pero ni siquiera pasó un mes para que el Central volviera a informar fuertes pérdidas.

LEER MÁS: El dólar cerró el año a $ 38,84 y el riesgo país no lograr bajar de 800 puntos

En esta nota