La ex presidenta Cristina Kirchner tuvo un año signado por la persecución judicial en su contra orquestada por el juez Claudio Bonadio, sus fuertes intervenciones en el Congreso y la reconciliación con figuras políticas importantes.

"No vayamos más para atrás. Vayamos para adelante. Seamos inteligentes, amplios y solidarios para lograr esto. Unidos vamos a lograr tener un mejor 2018. Ese es mi deseo".

Con ese mensaje publicado en sus redes sociales, Cristina Kirchner despidió el ajetreado 2017 que la tuvo como la principal candidata de la oposición en las elecciones de medio término. Un año después, la senadora se fortalece como la gran referente para terminar con el macrismo pese a los constantes ataques judiciales en su contra.

LA BATALLA JUDICIAL

Desde enero pasado, la ex jefa de Estado debió enfrentarse a la corporación judicial. Por aquel entonces había pedido ir a juicio oral en la causa de la Obra Pública, definición que el juez Julián Ercolini recién tomó en marzo (será desde fines de febrero de 2019). Ercolini también trabó embargos contra ella.

No obstante, su puja principal se dio con el juez Bonadio. El principal aliado judicial del macrismo tiene varias causas contra CFK en sus manos (dólar futuro, los sauces, fotocopias de los cuadernos) y las utilizó todo el año para intentar, sin éxito, dañarla.

La afrenta más fuerte del magistrado fue la serie de allanamientos a las propiedades de la líder del kirchnerismo que dictaminó en agosto. Con un preparado show judicial y mediático, las requisas se transmitieron por cadena en los medios aliados del Gobierno durante los días que duraron.

Embed

Tiempo después, Kirchner reveló cómo quedó su casa de Santa Cruz en un detallado video, donde mostró la destrucción provocada y enumeró los objetos substraídos para la investigación, como el bastón presidencial de Héctor Cámpora que la propia familia del ex presidente le había regalado o el famoso pato de vidrio.

SENADO: ABORTO, PERSECUCIÓN DE CAMBIEMOS Y SUS CRUCES CON MICHETTI

En su rol como senadora, Cristina también tuvo un año en el que se apoderó del protagonismo del recinto. Sus picantes cruces con la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, y con los referentes del oficialismo dejaron momentos inolvidables para sus seguidores.

Embed

Sin embargo, la definición más importante que tomó la ex jefa de Estado fue en torno al debate sobre la legalización del aborto. La decisión de cómo votaría en el recinto frente a un derecho tan importante concentró parte de las miradas depositadas en el debate. Finalmente, anunció su voto en favor de la ley y lo ratificó con un fuerte discurso en la Cámara.

Embed

También debió enfrentar los intentos de Cambiemos para desaforarla y sesiones orquestadas en su contra, como por ejemplo la que discutió los allanamientos en su contra.

LOS REENCUENTROS Y NUEVOS ACERCAMIENTOS DE CARA A 2019

El 2018 fue, por otra parte un año de reencuentros y nuevos aliados para CFK. Desde la visita de Alberto Fernández a principio de año hasta su acercamiento con Juan Grabois en medio de la cruzada judicial, pasando por las declaraciones a su favor de dirigentes como Felipe Solá o Daniel Arroyo, entre otros, la ex presidenta volvió a ser el ícono en torno al que puede girar la unidad del campo popular.

Sin embargo, la imagen más contundente del año fue la de su reconciliación con el líder sindical Hugo Moyano, que se dio en un acto de SMATA realizado en Cañuelas.

cristina moyano

EL RECHAZO A LAS POLÍTICAS DE MACRI Y EL G20

Durante todo el año, la principal dirigente opositora se encargó de cuestionar con datos y argumentos las políticas de ajuste salvaje que propuso el gobierno de Mauricio Macri. No faltaron las comparaciones con su gestión y las desmentidas a las falacias pronunciadas por el actual jefe de Estado.

Embed

Quizás el cruce más recordado fue cuando Macri la trató de loca y Cristina respondió con una contundente frase: "Típico de machirulo".

Embed
Embed

En el marco de la oposición a las políticas neoliberales y la sumisión del macrismo al FMI, Kirchner fue la principal figura del 1° Foro Mundial de Pensamiento Crítico Organizado por Clacso, que se dio en la previa de la cumbre del G20.

Allí, la referente opositora dio una magistral clase sobre los efectos del neoliberalismo y apuntó fuerte contra el Gobierno.

Embed