En su último año de Gobierno, el macrismo tiene preparada una nueva batería de subas a los servicios y el transporte público para seguir ajustando a los argentinos.

La tanda de aumentos se dará durante la primera mitad del 2019, previendo que en la segunda parte, Mauricio Macri deberá hacer méritos para las elecciones presidenciales.

El servicio de agua y cloacas recibirá dos tarifazos, el primero en enero (17%) y el segundo en mayo (27%). Mientras que la electricidad aumentará en febrero, acompañando la inflación entre agosto y enero, según detalló Clarín. A ese número se le sumará, probablemente, el impacto del recorte a los subsididos.

Por su parte, el servicio de gas subirá en abril, en el marco de la actualización semestral impuesta por el Gobierno. La misma reflejará la inflación de ese período, que se prevé entre el 30% y 35%.

En cuanto al transporte, si bien no está especificado, los dueños de las líneas de colectivos estiman que habrá otro nuevo tarifazo.

En esta nota