Por el ajuste, el gobierno de Mauricio Macri cancelará proyectos de desarrollo tecnológico. El presidente no sostendrá los proyectos firmados durante el kirchnerismo con el centro tecnológico INVAP (Investigaciones Aplicadas) por cerca de US$ 1000 millones.

Así lo reconoció el propio mandatario, el viernes pasado durante una corta estadía en Bariloche. El Presidente, según señaló Clarín, espera que la empresa de alta tecnología encuentre clientes en el extranjero y deje de depender de los convenios que en su mayor porcentaje son con dependencias del país, según hizo entender.

Por otra parte, el Estado nacional mantendría una deuda de 1400 millones de pesos con el centro de desarrollo tecnológico INVAP de Bariloche, según trascendió. El saldo correspondería a diversos proyectos concluidos entre 2017 y 2018. Los dineros aun no pagados corresponderían a la construcción de satélites y antenas para vigilancia.

En INVAP trabajan alrededor de 1400 personas entre científicos, técnicos y administrativos. Su capacidad es ampliamente conocida en el mundo. Sus personal ha desarrollado proyectos como satélites, reactores de investigación, equipos para medicina nuclear y antenas de vigilancia para distintos países como Australia, Holanda, Bolivia, Brasil, entre otros.