En un contexto en el que el costo del transporte se triplicó en el último año, el diputado Daniel Filmus presenta un proyecto de Ley Nacional de Boleto Educativo, que establece la creación de un régimen de tarifa diferencial para estudiantes y docentes.

“En un escenario de fuerte pérdida del poder adquisitivo para la enorme mayoría de las familias argentinas y de incesantes aumentos de tarifas, el transporte representa un costo altísimo para quienes estudian y enseñan”, sostuvo Filmus, quien consideró que “es fundamental terminar con la disparidad entre las distintas provincias y establecer pautas homogéneas que extiendan a nivel nacional el beneficio del boleto educativo”.

Con el nuevo incremento de marzo, en el área metropolitana de Buenos Aires, el boleto de colectivo costará el triple de lo que valía en enero del año pasado y en las provincias la situación llega a ser peor. "A esto hay que sumarle los aumentos de los útiles escolares, la vestimenta, los alimentos y las cuotas de los colegios privados, entre otros”, advirtió Filmus.

En la Ciudad de Buenos Aires, la demanda por el boleto universitario es uno de los principales reclamos del sector. En el caso de la provincia de Buenos Aires, si bien se sancionó el boleto universal gratuito en 2016, su implementación no es efectiva y hay muchas universidades que aún no fueron incorporadas al sistema.

El proyecto impulsado por Filmus incorpora la necesidad de contar con un boleto diferencial para los docentes, beneficio que rige en muy pocas provincias. “Si promediamos el incremento del salario docente de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires ronda el 33%, con una inflación del 49% y un aumento del transporte que alcanza el 200%, con lo cual el peso que tiene el traslado diario a las escuelas sobre los ingresos es muchísimo mayor”, indicó el diputado.

El proyecto de ley, que cuenta con el apoyo de una decena de diputados de distintos bloques, establece que serán beneficiarios del boleto educativo gratuito los estudiantes que cursen de manera regular los niveles establecidos como obligatorios por la Ley de Educación Nacional Nº 26.206 (desde los 5 años hasta la finalización de la secundaria) y que asistan a los establecimientos de gestión pública estatal o de gestión privada con subvención estatal total, en cualquiera de sus modalidades.

En tanto, el boleto de tarifa reducida comprenderá a los estudiantes regulares de instituciones estatales de formación superior terciaria y universitaria nacionales, provinciales o municipales, regulados en el marco de la Ley de Educación Superior Nº 24.521. El beneficio, en este caso, será del 70 por ciento de la tarifa mínima en el caso del transporte urbano y suburbano, y del 30 por ciento de las tarifas vigentes en el interurbano.

Para los docentes de establecimientos educativos de gestión pública estatal y de gestión privada con subvención estatal total, de los niveles obligatorios establecidos por la Ley de Educación Nacional, en cualquiera de sus modalidades, el beneficio será del 50 por ciento de la tarifa mínima del transporte urbano y del 30 por ciento de las tarifas vigentes en el interurbano.

En esta nota