El periodista macrista Eduardo Feinmann lanzó un desafortunado comentario sobre la falta amenaza de bomba en la casa del hijo del fiscal Carlos Stornelli y se subió a la campaña de generar pánico y miedo en la ciudadanía.

“Vuelven los Neo Montoneros. Vuelven los 70. Infinidad de amenazas de bombas. Ahora artefacto en la casa de los hijos del fiscal Stornelli”, disparó el conductor en su cuenta de Twitter.

Embed

El paquete constaba de tres tubos rojos y un reloj que asemejaban un aparato explosivo y fue manipulado por un grupo de oficiales de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y miembros de la Brigada Antibombas, que tras detonarlo comprobaron que era negativo.

Según el informe del canal Todo Noticias, un llamado al 911 se registró cerca de las 19 horas en la calle Castex, en Palermo, donde alertaban respecto del objeto, similar a una bomba, que habían encontrado.

Embed