Negligencia e insensibilidad: así podría definirse a la empresa prestadora de electricidad Edesurluego del comunicado que emitieron en respuesta a la muerte de un nene electrodependiente de 5 años, que falleció luego de 15 horas sin luz.

En lugar de asumir la culpa, Edesur responsabilizó a Mariana Medina, la mamá de Valentino, porque “no estaba registrada en la base de datos de la empresa como cliente electrodependiente”.

Para la empresa, eso “cambia sustancialmente las cosas”, aunque Mariana asegura que ese mismo día les suplicó reiteradas veces que le devuelvan el suministro por la condición de su hijo, quien necesitaba de una máquina para poder respirar.

Además, Edesur sostuvo que “personal de atención le indicó cómo registrarse” en el registro nacional de electrodependientes de manera telefónica, pero la mujer afirma que ante sus pedidos llegaron a decirle que esa ley “no existía”.

En este sentido, remarcaron los beneficios que tienen los clientes electrodependientes que están anotados en el registro -como, por ejemplo, que "no pagan el consumo" y tienen un "teléfono especial" para emergencias-, pero no dieron explicaciones sobre por qué no se le brindó ayuda el día del extenso corte de luz a pesar de los constantes pedidos de ayuda de la madre.

Por otro lado, adujeron el corte de luz a “trabajos de mantenimiento” que se estaban realizando en el barrio. Sin embargo, Mariana sostiene que las explicaciones que le dieron ese día fueron que le habían cortado el suministro eléctrico debido a la deuda de 60 mil pesos que tiene con la empresa por no poder pagar semejante suma.

comunicado edesur

LEÉ MÁS: MARIANA MEDINA, MAMÁ DE VALENTINO: "LE SUPLIQUÉ A EDESUR QUE NO ME CORTEN LA LUZ Y NO HICIERON NADA"