La reconocida cocinera oficialista Maru Botana fue escrachada por la empresa Edenor por “colgarse” del servicio eléctrico y no pagar lo que le corresponde por la tarifa.

La eléctrica en su cuenta de Twitter, expuso la conexión clandestina que tenía el local de Botana y visibilizó que estaba robando energía eléctrica.

Embed

"Le retiramos el medidor a un local gastronómico con una conexión clandestina en Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro. El robo de energía es un delito penado por la ley que afecta la calidad del servicio que vos pagás", explicaron en Twitter desde Edenor.

Según indica Edenor en su página, "el hurto o el robo de electricidad, así como la defraudación por manipulación de instrumentos de medición, son delitos penales que se castigan con penas de prisión de hasta seis años".

En esta nota