Cómo es la oferta final de la deuda: Martín Guzmán presenta el "máximo y último esfuerzo"

El ministro de Economía oficializará este lunes la propuesta de aumentar los intereses, que comenzarán a pagar desde 2021. Le agregará un nuevo bono por la deuda impaga de estos meses.

06 de julio, 2020 | 10.04

El Gobierno mejoró sustancialmente la propuesta de canje de deuda con ley extranjera para los acreedores desde la reforma que presentó en junio. Ahora, aumentó los intereses, redujo capital y plazos y le agregó un nuevo bono por la deuda impaga de estos meses, que comenzará a abonar cupones desde 2021. Esta carta de bonos, que el ministro de Economía, Martín Guzmán, calificó como el “máximo y último esfuerzo”, se oficializará hoy ante la comisión de valores estadounidense (SEC, por el inglés) y estará vigente hasta el 4 de agosto, fecha para la que esperan tener resuelto los capítulos de deuda externa y local.

Exclusivo de El Destape: Gustavo Cerati, inédito

Desde que se lanzó la invitación de negociación del pasivo por primera vez el 21 de abril, Argentina mantuvo numerosas rondas con fondos de inversión por los bonos con legislación de Nueva York. En un comunicado, el Palacio de Hacienda destacó que tomó "nota de la amplia y variada gama de opiniones de los inversores sobre los diferentes aspectos económicos y de documentación de la Invitación". “Los compromisos adicionales propuestos por Argentina en virtud de los términos revisados de la invitación dejan en evidencia la voluntad y buena fe de la República de permanecer comprometida con la comunidad financiera internacional, la cual puede tener un papel importante en la recuperación económica de Argentina", estableció.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En primer lugar, el mandamás de Economía sumó un bono en dólares con vencimiento 2030 al 1% y uno en euros 2030 pero al 0,5% que se entregarán por los intereses devengados e impagos desde el comienzo de las negociaciones hasta que se reestructure la deuda. Estos vienen a compensar un común reclamo entre los acreedores, que exigían un mayor valor a presente de sus acreencias, pero con la forma de un nuevo título público. El volumen de estas series dependerá de la cantidad de aceptaciones que coseche la propuesta desde el 22 de abril, cuando lanzó la primera, hasta el 4 de septiembre, cuando pretende emitir los nuevos títulos públicos.

Además de esos, Guzmán propuso otros bonos que vencen en 2030 pero que cuentan con una tasa creciente que va del 0,125% en septiembre de 2021, cuando comenzarán a pagar, hasta el 1,75% en sus últimos tres años. Pese a que el cupón inicial será más largo, luego las transferencias las realizará semestralmente. Su contraparte en euros devengará el 0,125%.

Los nuevos títulos 2035 también incrementarán su interés desde el 0,125% pero hasta el 5% desde 2028. Su versión en euros irá hasta el 4%. Ambos comenzarán a abonar desde septiembre de 2021 y llegarán a su tasa máxima un año antes, en 2027.

En cuarto lugar estarán los bonos 2038 que, como su nombre lo indica, vencerán en 18 años a una tasa creciente desde el 0,125% desde el septiembre de 2021 y que cerrará en 5% desde 2024. El mismo, en euros, terminará con 4,25%.

En más de dos décadas caducarán los nuevos bonos 2041, que comenzarán a amortizar un interés del 0,125% en septiembre del año próximo y su interés máximo de 4,875% comenzará a correr desde 2029. Su contraparte para acreedores de la Eurozona entregará un rendimiento máximo de 4,5%.

Por último estarán los títulos a 2046 que, como todos empezará a pagar desde septiembre del año próximo al 0,125% y luego de forma semestral. Llegará a su cupón más elevado en 2028 (5%). La versión europea alcanzará el interés más alto dos años antes y será del 4,125%.

Deuda en dólares con ley Argentina

Con el proceso de reestructuración, que comenzó en diciembre, el Gobierno plantea restaurar la sostenibilidad de la deuda. Guzmán calificó a esta oferta como “el máximo y último esfuerzo que la Argentina puede hacer para con sus acreedores, sin entrar en una dinámica de vencimientos que ahogue la economía y comprometa seriamente la recuperación post pandemia”.

“El nuevo perfil de deuda que emerja tras la reestructuración debe ser consistente con la recuperación económica y el afianzamiento de un sendero de crecimiento que permita atender los desafíos actuales impuestos por la pandemia, cuya atención resulta impostergable sin dejar de ser sostenible en el mediano y largo plazo”, agregó el ministro sobre el contexto. Además, recordó que el FMI coincidió con las autoridades económicas en considerar insostenible la situación de la deuda argentina y en la necesidad de alcanzar una reducción significativa en las cargas financieras para que el país recupere su capacidad de pago.

El Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley para que se les ofrezcan las mismas condiciones a los tenedores de bonos en dólares con ley local que la que cerrará para los que posean los títulos con legislación estadounidense. Tal como había adelantado Guzmán desde el comienzo, los acreedores locales tendrán el mismo tratamiento que los extranjeros.

De esta forma, “Argentina estará cumpliendo con el compromiso de tratamiento equitativo para la deuda pública en moneda extranjera emitida bajo legislación extranjera y bajo ley argentina, una decisión que consideramos importante para avanzar en la profundización del mercado de capitales de modo que permita contar con una mayor disponibilidad de instrumentos de financiamiento y ahorro regidos bajo ley argentina” explicó Guzmán.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►