Rosario: de la mano de la reactivación, mejoran las expectativas económicas de la población

Un relevamiento muestra un optimismo moderado respecto del presente y el futuro, mientras baja el pesimismo. Los números oficiales respaldan las perspectivas positivas.

27 de septiembre, 2021 | 21.33

Una reciente encuesta realizada en Rosario, Santa Fe, revela un moderado optimismo sobre la economía entre la población, que comienza a percibir una incipiente reactivación en la actividad y el consumo, sostenida por cifras oficiales que van el mismo sentido. El trabajo de la consultora Inmediata mostró los mejores resultados desde 2019 tanto respecto a la situación nacional como a las perspectivas a nivel individual, de manera tibia pero sostenida: suben las expectativas a futuro y la cantidad de personas que creen que su situación ha mejorado, y baja el número de las que consideran que el panorama nacional es peor. 

La tendencia favorable en el terreno de las expectativas se consolida, en primer lugar, por una percepción sobre la economía personal positiva que empieza a mostrar luces verdes. El 42% de los habitantes relevados considera que su realidad está hoy igual que el año pasado; mientras un 20% lee que está mejor o mucho mejor, el valor más alto de los últimos dos años, cuando se ubicaba en 8,7. 

En tanto, el 38% dice estar peor o mucho peor; cifra que en octubre del año pasado, en pleno pico de la primera ola de Covid, había llegado a un implacable 61,9%. El relevamiento fue efectuado entre los días 3 y 9 de septiembre, y constó de un cuestionario a 412 personas mayores de 18 años.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Respecto a la situación del país, el 65% siente que el contexto económico empeoró respecto del año anterior, un número que aunque alto, es el registro más bajo en el último año y medio, cuando había llegado a 86%. En tanto, el 19% cree que está igual y el 15,5% que la situación es mejor o mucho mejor, un valor para destacar puesto que en junio de 2019 se ubicaba en 3%, y hace un año rondaba el 6%. 

En una línea similar, las expectativas de cara a fin de año reflejan un leve optimismo, ya que un 26% de los consultados estima que va a estar mejor, creciendo 4% respecto de agosto; pero el 39% espera que esté peor, lo que marca una caída del pesimismo de casi 10% en el último mes.

Moderado optimismo

“En las variables económicas de nuestra última encuesta encontramos indicadores que hacía tiempo no se venían dando. En las tres percepciones, personal, nacional y a futuro, hay una expectativa de mejora, y crece la visión de que se está mejor que el año pasado”, analizó Sebastián Saita, cofundador de Inmediata

El politólogo atribuyó la mejora percibida en la situación económica personal al impacto del programa del gobierno provincial Billetera Santa Fe en el bolsillo de los rosarinos, ya que no observa otro conjunto de medidas que sean un indicador claro de esa suba. “Entendemos que tiene que ver con ese poco o mucho, según la familia, que termina ayudando en el consumo diario”, explicó.

Por otra parte, señaló que la inyección de optimismo también puede tener que ver con la apertura casi completa de la economía en cuanto a la pandemia. “Ya casi no hay restricciones y la actividad está casi normalizada en el último tiempo. Todo eso lleva a que la ciudadanía perciba que la economía intenta mejorar”, refirió. 

Cifras de la reactivación en Rosario

Los números de la economía rosarina cimentan este crecimiento de una visión positiva entre los habitantes. La tasa de desempleo bajó 6,1% en el Gran Rosario frente al mismo período de 2020, cuando rigió la cuarentena más dura para enfrentar el coronavirus, aunque sigue en dos dígitos. El 11,8% de la población activa se encontraba desocupada en la región al cabo del segundo trimestre del año, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Sin embargo, fue 1,6% superior a los primeros tres meses de 2021 y también se ubicó 2,2% por encima de la media nacional, y el índice de desempleo en la región es el cuarto más alto de todo el país. La explicación es que si bien el empleo creció en cualquiera de las comparaciones, también creció la cantidad de gente que salió a buscar trabajo. La tasa de actividad, por su parte, fue una de las más altas de los aglomerados relevados.

En tanto, la facturación total de los locales habilitados en la ciudad volvió a crecer en la última medición, un poco más lento comparada con el año anterior, pero sigue escalando hacia arriba. Según datos del Centro de Información Económica de la Municipalidad, en julio de 2021 el indicador arrojó un aumento de 7,01% en valores constantes, respecto al mismo mes del año 2020.

El comportamiento del acumulado enero-julio de 2021 arrojó un crecimiento de 18,12% respecto al mismo período del año anterior. El comercio minorista subió 8% de junio a junio, mientras el acumulado de los primeros seis meses del año marcó una suba de 19,9% respecto al mismo período del 2020. En este rubro, los últimos tres meses fueron positivos.

Consolidación

Desde el área productiva de la Municipalidad de Rosario, también entienden que las expectativas reflejadas por la encuesta tienen base cierta. "La industria viene reflejando indicadores de crecimiento desde el último trimestre de 2020. El consumo y la facturación en la actividad comercial empezó a repuntar y se sostiene con un nivel de crecimiento alto a partir del primer y segundo trimestre de este año, que se consolidó en los últimos meses", aportó el secretario de Desarrollo Económico, Sebastián Chale.

En el caso de la actividad comercial y los servicios, indicó que comienza a aparecer un creciente nivel de demanda de trabajo, que se observa tanto en los indicadores del mercado laboral, como la tasa de actividad y la baja del desempleo, pero también en las búsquedas que las empresas realizan a través del municipio. "Estamos cerrando septiembre con casi 200 búsquedas laborales, habría que remontarse a mucho tiempo atrás para encontrar en poco tiempo esa actividad. Eso refiere a rubros como gastronomía, servicios, comercio, electrodomésticos e incluso el sector automotriz que comienza a mostrar un repunte más allá de dificultades de contexto trasladadas de la macroeconomía", afirmó Chale.

Para el funcionario, la ciudad vuelve a mostrar un comportamiento procíclico: "Por supuesto que nos pegó muy duro la recesión del gobierno anterior y la pandemia, pero el repunte es muy acelerado. Es lo que veníamos vislumbrando: que una vez que la pandemia diera un respiro, la ciudad tiene capacidad económica y emprendedora suficiente para resurgir, y mucho para combinar en cuanto a políticas públicas".

Aunque eligió no ser eufórico para hablar de un "boom", proyectó un fin de año y comienzo del 2022 con indicadores hacia arriba: "A esta altura ya estamos duplicando el promedio de crecimiento a nivel nacional, y probablemente hacia diciembre se proyecte una buena temporada de verano", estimó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►