Moratoria previsional: el gasto jubilatorio sigue por debajo de la era Macri

Al igual que en los dos años anteriores, en los cinco primeros meses de este año las jubilaciones se encontraron por debajo en la comparación con los mismos períodos del macrismo.

19 de julio, 2022 | 00.05

Durante los primeros cinco meses de este año, el Gobierno siguió sin superar el gasto previsional del período de Cambiemos, aun cuando la recaudación fiscal continuó en aumento y se acercó a los guarismos de 2018 para ese término, es decir antes de que Cambiemos convocara al FMI para tutelar la política económica nacional.

Esta conclusión se desprende del último Informe de Coyuntura del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía, integrado por economistas de la Universidad Nacional de Rosario, el cual exhibe como, hasta mayo de este año, el Gobierno erogó 2 billones siete mil millones de pesos para el gasto previsional, frente a los dos billones setenta y un mil millones que efectuó Cambiemos para el mismo período de su último año de gobierno.

El dato cobra mayor trascendencia si se tiene en cuenta que durante la gestión macrista, las jubilaciones perdieron 20 puntos de poder adquisitivo, con lo que la actual gestión no solo no reparó sus ingresos, sino que además exhibió una leve reducción de los mismos.

Si bien las erogaciones previsionales de estos cinco meses superaron al 1.913.000 millones de los primeros cinco meses de 2021, el incremento no guarda relación con el crecimiento de la recaudación, que pasó de 5.300.000 millones de pesos en los primeros cinco meses de 2021 a 6.006.000 millones entre enero y mayo de este año.

Aun así, si se tiene en cuenta al sector más vulnerable de los jubilados, es decir aquellos que cobran la mínima de 37.524 pesos o poco más que este importe, que representan el 75 por ciento del total, es posible ver que sus percepciones no resultaron tan afectadas como el del 25 por ciento restante, por lo menos hasta abril de este año. Sucede que de acuerdo a la Universidad Nacional de Avellaneda - UNDAV, entre diciembre 2019 y abril 2022 este grupo de jubilados, al percibir los incrementos por fórmulas y bonos extraordinarios, recibieron 2,5 puntos más que la inflación acumulada en ese lapso, más allá de que la inflación de las últimas semanas posiblemente le haya restado parte de esa tenue ganancia. El restante monto sobre el que se ajustó, en consecuencia, incluye las denominadas “jubilaciones de privilegio” que pese a no ser más de 270.000 casos sobre los 6.400.000 jubilados, captan más del 11 por ciento del presupuesto del total previsional.

El gasto público, incrementado

El hecho de que el Gobierno aún no repare la pérdida de ingresos sufrida por los jubilados no significa que se esté efectuando un ajuste sobre el total de la economía, sino del hecho de que, entre las mayores erogaciones, los jubilados fueron menos prioritarios para el aumento del gasto que otras erogaciones. De hecho, en los primeros cinco meses de este año el gobierno gastó 6,06 billones de pesos, lo que representa el mayor gasto para los primeros cinco meses desde 2017, cuando Cambiemos accedía de forma vertiginosa al financiamiento internacional generando un sobreendeudamiento que cerró a la postre estos mercados.

Sin embargo, el Gobierno priorizó enfocar este mayor gasto hacia los subsidios energéticos y a los programas sociales, ya que mientras que los fuertes aumentos tarifarios le permitieron a Cambiemos disminuir la cuenta de subsidios a 216.000 millones de pesos constantes o actuales para los primeros cinco meses de 2019, en el mismo período de este año el gobierno, con tarifas virtualmente congeladas, erogó 629.000 millones. De la misma forma, la erogación orientada a programas sociales fue de 129.000 millones de pesos constantes en los primeros cinco meses de 2019, mientras que hasta mayo de este año la cuenta sumaba 532.000 millones.


Uno de los aspectos llamativos que se desprenden del informe del Mirador es que pese al discurso contrario al empleo y los trabajadores del sector público por parte de los sectores de la derecha, y de defensa de los mismos por parte del actual gobierno, la administración de Cambiemos siempre erogó más en este aspecto que el actual del Frente de Todos. Y es que mientras que en los primeros cinco meses el actual gobierno destinó 674 millones de pesos para abonar estos salarios, durante los últimos cinco meses de 2019 Cambiemos erogó 692 miles de millones de pesos, una situación que se repitió en los anteriores dos años del Frente, cuando los gastos de 662 miles de millones en los primeros cinco meses de 2020 y 607 miles de millones en el mismo período de 2021, fueron siempre por debajo de los de 2019, y muy por debajo de los 869 miles de millones de pesos de 2017 y los 824 miles de millones de 2018.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►