Inflación junio 2021: por qué se sostiene la suba en alimentos

Los alimentos aumentaron 3,2% en junio en medio de una batería de medidas que apuntan a moderar el incremento de los precios.

16 de julio, 2021 | 05.00

La inflación de los alimentos se mantuvo en junio, con un 3,2%, de acuerdo al relevamiento del Indec. Esto se dio en medio de una batería de medidas que apuntan a moderar el incremento de los precios. Desde el Gobierno nacional proyectan una desaceleración global más marcada a partir de julio.

El alza para los comestibles en junio del 3,2% se ubicó en el mismo nivel que la inflación general. La variación implicó acumulada del semestre del 26,4% de los alimentos, 0,9 puntos porcentuales por encima del IPC. La marca interanual también dio mayor para este rubro de primera necesidad: 53,3% contra un 50,2%.

El rubro había tenido un incremento en mayo similar, del 3,1%. En junio el porcentaje está relacionado con el aumento de las carnes (5,1% en promedio) y lácteos (5,8%). Resultó llamativa la reducción de precios de frutas y verduras, que se contrajo 8,2%. Estos incrementos no se explican ni por aumento de combustibles (no hubo en junio) ni por la variación del tipo de cambio (que sólo se incrementó 1,2% en el mes), explicaron desde CEPA.

Desde este centro de estudios desagregaron que, en las carnes, el filet de merluza fresco pasó de $578,13 a $631,6, es decir, un alza de 9,2% mensual. Además, la paleta subió 8% mensual, el pollo entero 5,5%, el cuadril 5,3%, la carne picada común 5,1% y la nalga 4,7%.

Las estadísticas las dio a conocer el Indec mientras el Ejecutivo aplica políticas para frenar los aumentos. El Gobierno desplegó el programa Súper Cerca, con el objetivo de que 70 productos de primera necesidad se vendan en supermercados y autoservicios con el precio impreso en el paquete, para evitar remarcaciones.

Mientras tanto, el ministro de Producción, Matías Kulfas, con su par de Agricultura, Luis Basterra, llevan adelante negociaciones con el sector de la carne para aumentar la producción. Además de esto, a fines del mes pasado lanzó el programa Cortes Cuidados, con 11 cortes a precios populares disponibles todos los días. Esto abarca tira de asado a $ 359 el kilo, vacío a $ 499, matambre a $ 549, cuadrada / bola de lomo a $ 515, tapa de asado a $ 429, carnaza a $ 379, falda a $ 229, roastbeef a $ 409, espinazo a $ 110, carne picada a $ 265 y paleta a $ 485.

Desde el Ministerio de Economía resaltaron a El Destape que Martín Guzmán había entrevisto ese punto meses atrás a partir del alza de las commodities, especialmente alimentarias. Sin embargo, recordaron que había aclarado que marzo iba a ser el período del año con mayor índice, como efectivamente sucedió: 4,8%.

“Se dio, en efecto, una leve tendencia a la baja a posteriori y será más marcada a partir de julio. Así había adelantado el ministro”, recordaron. Por lo pronto, en abril el IPC dio 4,1%, en mayo 3,3% y ahora en junio 3,2%, lo que verifica una leve desaceleración. En el Gobierno apuestan a que el próximo mes se acentúe.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►