FMI desempolva viejas recetas antes del encuentro con Guzmán

El organismo multilateral difundió un informe global y por países de la situación económica en medio de la pandemia. En su análisis no faltaron las recetas de "disciplina fiscal".

07 de julio, 2021 | 14.30

A horas de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se encuentre cara a cara con la titular del Fondo Monetario, Kristalina Georgieva, el organismo multilateral difundió un informe global y por países de la situación económica en medio de la pandemia. En su análisis no faltaron las recetas de "disciplina fiscal". También alertó por el impacto de las devaluaciones de las monedas en los precios internos y el mayor impacto negativo en el empleo para las mujeres por la pandemia en el empleo. 

El informe del Fondo se conoce en la previa a la reunión del G20 en Venecia, Italia, a la que asistirá Guzmán e incluye advertencias vinculadas a la inflación, el gasto, la política monetaria, el empleo y la paridad de género. El ministro buscará avanzar en las condiciones del programa de Facilidades Extendidas que el Gobierno y se aguarda por un encuentro con Georgieva durante el evento.

A mediados de junio el gobierno argentino recibió una manifestación pública de respaldo del subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, a las negociaciones del equipo económico argentino con los burócratas del Fondo. El funcionario estadounidense, el hombre fuerte del equipo económico del presidente Joe Biden después de la secretaria Janet Yellen, sostuvo que "un marco de política económica sólido para Argentina que ofrezca una visión de crecimiento del empleo en el sector privado contaría con el apoyo de Estados Unidos y de la comunidad internacional". 

En el caso argentino, el Fondo asegura, en su informe elaborado para las Reuniones de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G-20 del 9 al 10 de julio de 2021, que "la depreciación del tipo de cambio y los factores internos han contribuido un aumento de la inflación", aconseja una esquema de prioridades de baja del gasto en el corto plazo y políticas fiscales progresiva como medidas de más largo aliento. El documento destaca que "las mujeres registraron caídas sin precedentes en la participación de la fuerza laboral en 2020.

"Si bien el virus se está propagando rápidamente, la política fiscal debe continuar apoyando los sistemas de salud y a los grupos vulnerables", señala el FMI. Sin embargo, aclara que en las economías "donde el espacio fiscal sea limitado y los costos de financiamiento altos", un apoyo adecuado para la atención médica "puede requerir una reasignación de gastos". 

"En algunas economías que enfrentan restricciones financieras, una consolidación a corto plazo centrada en la fiscalidad progresiva y el gasto en baja son prioridades que pueden ser necesarias (por ejemplo, Argentina)", señala el informe, que usa como ejemplo a nuestro país en la previa de la discusión de un nuevo cronograma de pagos de la deuda que pactó con el macrismo por 44.000 millones de dólares. 

"En este sentido, el establecimiento de marcos creíbles fiscales a largo plazo (por ejemplo, planes para la movilización de ingresos; compromisos para abordar las debilidades de las finanzas públicas) puede ayudar a mejorar la confianza y a establecer un camino para reconstruir los colchones fiscales a un ritmo que dependa de la recuperación", agrega el informe del FMI.

El documento valida también la supervivencia empresaria en épocas de pandemia. "Si bien el apoyo a las empresas ayudó a evitar un fuerte aumento de las quiebras, es probable que también ayudó a mantener vivas muchas empresas no viables", asegura el staff del Fondo, en momentos en que parece difusa la idea de qué es viable o no en el actual contexto de crisis sanitaria y económica global. "Dicho apoyo debe reducirse gradualmente y dirigido a empresas insolventes pero viables", recalca el informe. Lo mismo aconseja para los programas de formación profesional: "sólo para sectores viables".

En cuanto a la política monetaria, sostiene que debe acomodarse sobre la base de las expectativas de inflación. "Se debe permitir que los tipos de cambio jueguen su papel de amortiguación de impactos, mientras que las suba de tasas de política pueden utilizarse para ayudar a gestionar las condiciones financieras nacionales. Donde las presiones inflacionarias son altas, se necesitará una postura estrecha de política monetaria (Turquía) y, en algunos casos, una postura general más estricta (Argentina) para reconstruir la confianza", asegura el informe del FMI.

Por último, sostiene que la crisis también impactó por género de manera desigual. "En varias economías, las mujeres registraron caídas sin precedentes en la participación de la fuerza laboral en 2020 (por ejemplo, Argentina, Brasil, Corea, México, Italia, Sudáfrica, Turquía), concluye.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►