China trata de calmar los temores sobre el suministro eléctrico ante el avance de la crisis

29 de septiembre, 2021 | 07.35

La todopoderosa agencia de planificación económica de China tomó cartas en el asunto de la crisis energética del país el miércoles, intentando tranquilizar a residentes y empresas de las zonas más afectadas por la escasez, asegurando que vigila de cerca la situación del uso y el suministro de carbón.

El planificador estatal chino, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas (CNDR), dijo que ha pedido a los Gobiernos locales que vigilen de cerca el uso y las existencias de carbón en las centrales eléctricas y que mejoren el cumplimiento de los contratos de suministro de carbón térmico a medio y largo plazo.

La medida se anuncia en un momento en que las interrupciones eléctricas continúan paralizando partes de la segunda economía mundial en varias regiones, especialmente en el noreste del país. La escasez de suministros de carbón, el endurecimiento de las normas sobre emisiones y la fuerte demanda de los fabricantes han hecho que los precios del carbón alcancen máximos históricos, lo que ha provocado una reducción generalizada de su uso y ha atenuado las perspectivas de crecimiento económico.

China ya ha pedido que se aumenten las importaciones y se incremente la producción nacional de carbón, un combustible clave utilizado para la mayor parte de su generación energética.

El noreste de China es una de las regiones más afectadas, con noticias y publicaciones en redes sociales que señalan problemas en diversas ciudades, como la interrupción de los semáforos y las redes de comunicaciones 3G, el temor a los cortes del suministro de agua y el funcionamiento de las tiendas a la luz de las velas.

Las autoridades han tratado de asegurar a los ciudadanos que el suministro de carbón será adecuado de cara al próximo invierno y al aumento de la demanda de combustible para calefacción.

El principal operador de la red estatal china también ha intentado calmar a los clientes en dos ocasiones esta semana, diciendo que trabajaría para garantizar el suministro de carbón y controlar estrictamente el uso de la energía por parte de los sectores de alto consumo eléctrico y contaminantes, asegurando el suministro de energía a los residentes durante las vacaciones de octubre y la temporada de calefacción de invierno.

El miércoles, el Diario del Pueblo chino informó de que los recursos de carbón para la calefacción y la generación de electricidad en las provincias nororientales de Jilin, Heilongjiang y Liaoning estaban asegurados, ya que algunos proveedores y productores habían firmado recientemente contratos de carbón a medio y largo plazo.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►