Recuperar poder adquisitivo, clave para impulsar el empleo

Según un estudio, una familia tipo necesitó 88 mil pesos en febrero para satisfacer las necesidades. La relación entre recuperación del salario y la creación de empleo.

29 de marzo, 2021 | 05.00

Según la Junta Interna de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) - INDEC, un hogar, constituido por una pareja de 35 años con dos hijos en edad escolar, necesitó en febrero de $88.729,1 para satisfacer sus necesidades. Este valor se compone de $30.009, necesarios para adquirir una canasta alimentaria mínima, y de $58.720 para acceder a otros bienes y servicios básicos, de acuerdo al sindicato.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

El resultado de la canasta medida por ATE difiere del monto de la Canasta Básica Total contemplada oficialmente por el INDEC ($57.997,48, último valor de febrero) porque la “Canasta de Consumos Mínimos”, llamada así en el informe, surge como “propuesta metodológica innovadora en el INDEC”, aunque todavía no se han aplicado en las mediciones oficiales. Más bien, la canasta utilizada por ATE es similar a la composición de la Canasta de Consumo de CABA.

De acuerdo al organismo, indica un piso para que “cada asalariadx esté en condiciones de cubrir las necesidades básicas de su núcleo familiar y, de esa manera, no ser susceptible de caer en la pobreza y en la vulneración de sus derechos básicos”, es decir, no es una canasta “óptima o deseable.”

El monto total de la Canasta de Consumos Mínimos corresponde a algo más de cuatro salarios mínimos, puesto que actualmente un SMVM alcanza los $21.600 de acuerdo a la última actualización dada el 1 de marzo, en tanto la CBT del INDEC representa 2,68 SMVM. Al respecto de la corrida de los precios en comparación de la carrera de los salarios, el Secretario Adjunto de ATE - INDEC, Raúl Llaneza, advirtió a El Destape: “La inflación proyectada en el presupuesto (29%) queda muy lejos de lo que plantean las consultoras, el REM del BCRA y las estimaciones de las centrales de trabajadores, que es del 48%. Se debe buscar una política de precios efectivo por parte de la Secretaría de Comercio Interior para evitar que haya especulación de grandes supermercadistas”

Qué sucedió con el salario del sector público desde 2015

Frente a los datos del informe, la Junta Interna reclama una serie de consignas vinculadas a la recomposición del salario. En primer lugar, un aumento del 35% pagadero en una cuota previo a iniciar la negociación paritaria 2021-2022. Además, piden que el “bono o suma fija” que se les otorgó a los estatales de $4.000 con los sueldos de diciembre “sea extendido a lxs trabajadorxs precarizadxs”. Se agrega la discusión de una pauta salarial “atada a la inflación” y el pase a planta permanente, incluso a trabajadores con menos de cinco años de antigüedad o monotributistas “que realizan tareas habituales y permanentes.”

Es que, de acuerdo a la Junta Interna, el atraso del poder adquisitivo desde 2015 para los trabajadores estatales es del 40%, en tanto sostienen que se mantiene el alza de precios “tanto en los alimentos como en los servicios que impactan de lleno en el poder adquisitivo de lxs trabajadorxs, desocupadxs y jubiladxs.”

Gráfico que corresponde al escalafón de Planta Transitoria y Contratados, nivel D, grado 0, con adicional por título secundario. Fuente: SINEP, OEDE-MTEySS e IPCGBA hasta mayo 2016, IPC-GBA hasta dic 2016, IPC- Cobertura Nacional desde enero 2017.

Tomando como base el poder adquisitivo en noviembre de 2015 de la categoría D0 operativa de planta transitoria, el informe de ATE subraya que la pérdida global acumulada del salario entre noviembre 2015 y febrero 2021 es de $771.778 en promedio y la inflación acumulada durante el mismo período es de 602,2%.

¿Cuánto pide un trabajador en promedio a la hora de buscar empleo?

Por otro lado, en paralelo al avance de la inflación, de acuerdo al portal de búsqueda de trabajo Bumeran, el salario medio requerido por los postulantes a diversos puestos de trabajo subió en febrero a $69.850 mensuales. Alcanzó una acumulación del 7,3% en el primer bimestre, en tanto la pretensión salarial en los doce meses de 2020 fue de 33,1% Comparado con datos de INDEC, los precios de la economía subieron 7,8% en los primeros dos meses del año y la inflación interanual se ubicó en el 40,7%.

De acuerdo a Bumeran, el salario medio requerido para los puestos junior es de $48.664. Por su parte, en los puestos senior los postulantes piden aproximadamente $69.838 y la aspiración de los aspirantes a jefes/supervisores es de $108.044.

Desagregado por género, en una comparación binaria básica, el salario promedio requerido por los hombres es de $75.313 por mes, mientras que el solicitado por las mujeres es de $64.387, es decir, un 17% menos por el mismo trabajo, pese a que, según estadísticas del INDEC, las mujeres tienen mayor preparación académica.

En paralelo, el INDEC dio a conocer la semana pasada la tasa de desempleo, que se ubicó en el 11% en el cuarto trimestre 2020. El porcentaje representa una disminución de 0,8 puntos respecto del tercer trimestre y un incremento en 2,1 puntos respecto del cuarto trimestre 2019.

“Los datos que se dieron a conocer hace unos días no son muy alentadores. Hay gente desalentada por la búsqueda de trabajo y una gran cantidad que aún con trabajo tiene que buscar un segundo y tercero para poder generar más ingresos”, aseguró Llaneza. Al mismo tiempo, Nicolás Pertierra, integrante del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO), cree que, si bien la inflación no será del 29%, sino cercana al 40%, “es posible que los salarios le ganen a la inflación” principalmente porque en varias negociaciones paritarias se fijó una fecha de revisión entre septiembre y diciembre. “Creemos que a fin de año va a haber una recomposición importante, suficiente para terminar 2021 algunos puntos por arriba de los precios”, proyectó.

En base a datos oficiales del Ministerio de Trabajo, entre el segundo y el cuarto trimestre del año pasado, 2,8 millones de personas se incorporaron al empleo, lo que permitió “reducir sensiblemente la tasa de desempleo (del 13,1% al 11%)”. De todos modos, el mayor crecimiento de ocupación se registra por 1,6 millones de trabajadores independientes y 1,2 millones bajo relación de dependencia no registrados. “La gente siguió ‘changueando’, pero falta recuperar empleo privado destruido durante la pandemia, o sea, unos 200 mil puestos de trabajo”, concluyó Pertierra.

“En cinco años el salario de referencia percibido en diciembre 2015, actualizado a pesos de febrero 2021 debería de ser $61.372. (para mantener el poder adquisitivo)- y no los magros $35.004.- de hoy (incluye la suma fija de $4.000.- que otorga el gobierno a los trabajadorxs que cobren hasta $60.000.- brutos).”, reclaman desde el sindicato.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►