Sigue la caída salarial, pese al nivel récord de actividad económica

El modelo económico implementado hasta el momento por el Frente de Todos exhibe la dualidad de un fuerte crecimiento económico y del empleo, junto a los salarios más bajos de los últimos 15 años. Cuáles son las diferencias con el kirchnerismo y el macrismo

10 de agosto, 2022 | 00.05

A pesar de haber logrado el Gobierno de Alberto Fernández en los primeros 30 meses de gestión el mayor crecimiento acumulado de la actividad económica de las últimas décadas, los salarios privados perdieron 6 por ciento de su poder adquisitivo en el mismo lapso. Transcurridos dos años y medio de gestión, es posible delinear un modelo económico propio del Frente de Todos, que, de acuerdo a los anuncios efectuados por el flamante ministro de Economía Sergio Massa, no se modificará en lo que a ingresos de trabajadores se refiere, por lo menos en el corto plazo. Se trata de un modelo que, en los hechos, se diferencia en gran medida del kirchnerismo por sostener salarios bajos y del macrismo por potenciar la actividad económica y el crecimiento del empleo.

Específicamente, el Observatorio Económico Regional Urbano de la Universidad Nacional de Cuyo, publicó en uno de sus últimos informes una comparación de la actividad económica a 30 meses de gestión de los cuatro últimos gobiernos. Del mismo se desprende que, para ese lapso y pese a la pandemia, el gobierno de Alberto Fernández alcanzó el mayor crecimiento acumulado en la medición desestacionalizada, con 6,3 por ciento, prácticamente duplicando al primer mandato de CFK, cuyo crecimiento al cabo de ese período fue de 3,8 por ciento, y más que triplicando el 1,8 por ciento de crecimiento de los primeros 30 meses del segundo mandato de CFK y de ese mismo lapso del gobierno macrista.



Con todo, en el último Informe de Coyuntura del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía, integrado por economistas egresados de la Universidad Nacional de Rosario, se puede observar que, debido a la aceleración de los precios, en la actualidad el nivel real de los salarios es 6 por ciento menor al del último año del gobierno de Cambiemos, el cual a su vez había reducido en 18 puntos porcentuales el promedio salarial al compararlo con el último año del kirchnerismo.

En este sentido, señalaron, “no sólo no se avanzó en un sendero de reparación de los ingresos perdidos, sino que la caída se profundizó”. Asimismo, el informe demuestra que los trabajadores informales ya se encuentran con ingresos un 34 por ciento menores a los de 2015, los públicos perdieron un 24 por ciento en relación a ese año, y los privados un 18 por ciento en el mismo período. El salario mínimo, por su parte, fue el más afectado, con un 36 por ciento de pérdida, con lo que los 66.000 pesos constantes o actuales de 2015, se redujeron hoy a 40.000 pesos

Proyecciones de gobierno

Llegado a este punto, resulta evidente que más allá de los contextos internacionales, en el que el alto precio de las materias primas unificó a todas las gestiones pero los diferenció la crisis de la subprime en el primer gobierno de CFK, el favorable contexto de liquidez internacional que utilizó el macrismo para el mayor endeudamiento externo de toda la historia argentina, o la pandemia y la guerra en el actual gobierno, el modelo de las dos gestiones de CFK exhibió en sus primeros tiempos tanto una suba de la actividad económica como de los salarios, el del macrismo de caída salarial con leve suba de la actividad, y el de Alberto Fernández, para ese mismo lapso, un paralelo crecimiento record de la economía con los menores salarios de todos los gobiernos analizados.

Resta ver cuál será el balance final del actual gobierno del Frente de Todos, esto es, si luego del actual período de intento de estabilización en variables claves como la inflación y el tipo de cambio, la gestión de Sergio Massa acercará un resultado más próximo al modelo kirchnerista de suba de la actividad económica y de los salarios, o si se mantendrá el actual lineamiento de aumento de la actividad en base a la caída salarial. Lo que podría preverse es que, de no existir una crisis de magnitud histórica, es altamente probables que luego del crecimiento record de estos 30 meses, no se podrá repetir el modelo de Cambiemos, que en la totalidad de su gobierno exhibió tanto caída de los salarios como de la actividad económica.    

LA FERIA DE EL DESTAPE ►