La Canasta Básica Saludable es un 21 por ciento más cara que la medida por el INDEC

Un relevamiento de la ODEP analiza el costo de una Canasta Básica Saludable (CAS). El aumento fue liderado por frutas y verduras seleccionadas, que subieron un 80,7 por ciento en lo que va del año y 16,4 por ciento en el último mes.

29 de septiembre, 2022 | 00.05

Con una variación mensual del 8,8 por ciento en agosto, la Canasta Alimentaria Saludable (CAS) sumó 21 puntos de brecha con el precio de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), encadenando además ocho meses consecutivos de incremento, con un aumento del 60,1 por ciento en lo que va del año.

Así, una familia tipo de dos adultos y dos menores debió erogar en agosto 64.126 pesos para acceder a una alimentación saludable, cifra por encima de los 58.472 pesos de ingreso promedio en los hogares pobres y los 26.600 pesos de ingreso promedio de los hogares indigentes, según señaló el INDEC en su última medición de  la EPH, que igualmente corresponde al mes de junio.

La CAS es una iniciativa del Observatorio para el Desarrollo Provincial (ODeP), una ONG conformada por profesionales de múltiples disciplinas, que difiere de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) por basarse en las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) del Ministerio de Salud, con lo que posee 26 por ciento menos de calorías y una disminución en la incidencia de los denominados productos ultraprocesados en un 90 por ciento.

En este sentido, con un aumento del 80,7 por ciento en lo que va del año, se destacó el aumento del rubro de frutas y verduras seleccionadas para la CAS, el cual estuvo por encima de los panificados, que aumentaron un 65,6 por ciento, de los lácteos, que subieron un 62,7 por ciento, y, de la carne, que “solo” aumentó un 50,3 por ciento. Incluso, en el último mes, el grupo de frutas y verduras seleccionadas para una alimentación balanceadas aumentó un 16,4 por ciento, seguida por los lácteos, que subieron 7,3 por ciento, los panificados 7,6 por ciento y la carne, con 5,1 por ciento.
 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Frutas y verduras en debate

Si el 2021 fue el año de los aumentos en la carne, que de acuerdo a la CAS subió en sus cortes seleccionados un 105,1 por ciento interanual, el 2022 parece ser el de las frutas y verduras.

Según señaló a El Destape Fabián Zeta, presidente de la Cámara de Operadores Mayoristas Frutihorticolas del Mercado Central de Buenos Aires, ésta y otras mediciones de precios incorporan precios de productos fuera de temporada, lo que aumenta significativamente el valor conjunto.

Sin negar que una dieta equilibrada puede necesitar de una determinada selección de frutas y verduras, Zeta afirma que productos como la palta, la frutilla, o el kiwi pueden experimentar fuertes aumentos por las condiciones climáticas y de oferta y demanda, a diferencia de la papa, batata, cebolla, zanahoria, zapallo anco, naranja, manzana, banana, lechuga, acelga o morrón, que sufren menos variaciones de precios y que, en su opinión, deberían tomarse exclusivamente para fijar los aumentos de frutas y verduras. Asimismo, responsabiliza de los precios a los grandes supermercados, que, afirma “no son formadores de precio, sino deformadores de precio”.

En la misma línea, Claudio Balbuena, tesorero de la Cámara de Operadores Mayoristas de Frutas y Hortalizas (COMAFRU) señala a este medio que los cambios climáticos de algunos años inciden fuertemente en la oferta y provocan importantes subas de precios, pero que este año se está sumando la demanda de países limítrofes atraídos por el bajo costo en dólares de algunas frutas y verduras, lo que restringe aún más la oferta, y tal como sucede con los granos, lleva al productor a solicitar el precio internacional en algunos casos. Por último, da cuenta de la suba de los fletes y alquileres, que también han aumentado fuertemente y cuyo costo se incluye en el precio de venta.

Pero además, Balbuena señala que muchos comercios aprovechan la falta de información sobre los precios de venta en el Mercado Central para subir artificialmente el precio de venta al público, pues, agrega, la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires incumple una de las funciones públicas por la que fue creada, como es publicar por parte de su área de Prensa y de forma periódica un exacto relevamiento y análisis de precios. En este sentido, Balbuena brindó a El Destape el listado de los últimos precios en el Mercado Central:

Acelga 13 paquetes – 400 pesos

Espinaca 12 paquetes – 500 pesos

Apio 9 unidades – 400 pesos

Berenjena 9 kilogramos – 1.000 pesos

Brócoli 13 flores - 400 pesos

Coliflor 12 unidades – 1.200 pesos

Lechuga capuchina 15 kilogramos – 500 pesos

Criolla 8 kilogramos – 200 pesos

Puerro 1.5 kilogramos – 100 pesos

Remolacha 10 paquetes – 600 pesos

Morrón verde 10 kilogramos – 2.500 pesos

Morrón rojo 10 kilogramos – 4.200 pesos

Rabanitos 24 paquetes – 500 pesos

Perejil 1.5 kilogramos – 100 pesos

Radicheta 48 paquetes – 500 pesos

Repollo blanco 20 kilogramos – 500 pesos

Repollo colorado 20 kilogramos - 600 pesos

Rúcula x 24 paquetes– 400 pesos

Tomate redondo 18 kilogramos 2.300 pesos

Tomate perita 20 kilogramos - 2.300 pesos

Tomate cherry 10 kilogramos - 2.000 pesos

Zanahoria 10 kilogramos - 450 pesos

Zapallito 16 kilogramos - 1.300 pesos

Zucchini 15 kilogramos - 2.000 pesos

LA FERIA DE EL DESTAPE ►