El déficit financiero de 2021 fue del 4,5% y el primario en torno al 3%

El Ministerio de Economía informó que el déficit primario del año cerró en torno al 3%. Mientras tanto, el indicador que incluye los intereses deuda ascendió por encima del 4%.

20 de enero, 2022 | 19.38

El Sector Público Nacional (SPN) cerró el 2021 con un déficit primario acumulado de $ 1.407.641 y un déficit financiero de $ 2.091.882 millones, luego de excluir los ingresos extraordinarios correspondientes a los Derechos Especiales de Giro del FMI. Así, según las últimas estimaciones del PBI, el déficit primario del año cerraría en torno al 3% del PBI, mientras que el déficit financiero en 4,5%.

¿Cuál es la diferencia? El déficit fiscal se mide de dos formas: mediante el resultado financiero o con el resultado primario. El financiero contiene el pago de intereses de deuda, mientras que el primario no los incluye. 

Según informó el Ministerio de Economía, la dinámica del año se dio gracias a un incremento real de los ingresos totales del 17,6% interanual (i.a.), en simultáneo con una política fiscal expansiva (0,8% que "garantiza el crecimiento económico con inclusión social, al tiempo que se avanza en la sustentabilidad de las finanzas públicas".

En cuanto a las erogaciones del Estado, el gasto primario registró en diciembre una suba de 77,0% i.a., que asciende a 78,9% si se excluye el gasto COVID en 2020 y 2021. Esta expansión del gasto se vio impulsada por la inversión de capital, remuneraciones y por las diferentes medidas de inclusión y contención social del Gobierno a lo largo del año en curso 

En el período de referencia, los Ingresos totales del SPN ascendieron a $879.209 millones (+87,3% i.a.). Los ingresos tributarios crecieron 86,5% i.a., impulsados por el desempeño de tributos provenientes del Comercio Exterior, la Seguridad Social y la actividad económica. Los Derechos de Exportación continuaron registrando un incremento significativo (+209% i.a.). A su vez, los ingresos asociados a Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social evidenciaron una aceleración respecto al mes anterior por tercer mes consecutivo (+78,7% i.a.), como consecuencia del incremento del salario medio, tras los distintos acuerdos paritarios.

Los ingresos ligados a la actividad económica, como el IVA neto de reintegros (+$68.114,4 millones; +74,8% i.a.) y los Créditos y Débitos (+$40.898,9 millones; +95,7% i.a.) también presentaron una aceleración en el margen respecto al mes anterior y exhibieron un crecimiento por encima del nivel de precios.

Cabe destacar que durante diciembre se registró el pago del bono de hasta $ 8.000 a jubilados y pensionados, el cual represento una inversión de alrededor de $ 35.000 millones; como así también el incremento de +$7.253,9 millones en el pago Asignaciones Familiares. Al mismo tiempo, se observaron aumentos en las transferencias para sectores críticos como la Salud y el Turismo (Atención Médica para los beneficiarios de PNC ;+$4.576,8 millones y Previaje ; +6.282,7 millones), como así también para los programas ACOMPAÑAR (+$3.112,8 millones) y PROGRESAR (+$2.687,2 millones).

En todo el año, las prestaciones de la seguridad social ascendieron a $ 529.695,2 millones (+61,9% i.a). Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente, que arroja mayores incrementos en línea con la recuperación de la recaudación y los salarios de la economía.

En el mismo sentido, las remuneraciones registraron una variación de 84,5% i.a. producto de los incrementos otorgados de acuerdo a la paritaria salarial vigente junto con el pago de la suma extraordinaria de $20.000, el cual alcanzó a más de 350.000 trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública. En cuanto al gasto en bienes y servicios, este registró una suba de +32.705,7 millones (+125,2% i.a.), en buena medida debido a la adquisición de vacunas y acciones de mitigación de la pandemia (+$13.589,1 millones).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►