El dólar soja termina esta semana y la industria pide un recargo al dólar turista

Sergio Massa ratificó que el programa terminará el viernes tras superar las expectativas oficiales. La industria pide reservar los dólares para las importaciones esenciales. 

26 de septiembre, 2022 | 00.05

Tras superar todas las expectativas, es un hecho que el dólar soja a 200 pesos terminará el próximo viernes tal como estaba previsto. Ante este escenario, el Gobierno evalúa el pedido que le hicieron varias entidades industriales para implementar un nuevo recargo del dólar turista y así evitar que se debiliten las reservas del Banco Central, robustecidas durante septiembre, y priorizar las importaciones esenciales.

El régimen de liquidación especial para el complejo sojero fue un éxito rotundo. Si bien el acuerdo inicial con los productores era que se liquidasen 5.000 millones de dólares, esa cifra se superó el jueves pasado, cuando todavía restaban seis jornadas hábiles de vigencia de la medida.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Fuentes oficiales consultadas por El Destape destacaron que "las expectativas fueron sobradamente cumplidas" y que esperan que se terminen liquidando al menos 6.500 millones de dólares de la soja durante septiembre, más de un 25% por encima del objetivo.

A pesar de este éxito, Sergio Massa ratificó que el dólar soja a 200 pesos no continuará a partir del 1º de octubre. "El viernes 30 finalizará el programa de fomento de exportaciones que iniciamos el día 5 con todos los sectores de la cadena agroindustrial argentina. Hasta acá ha sido un éxito muy importante tanto para la movilización económica de nuestra producción como también para la contribución a las reservas argentinas y la agenda de seguridad global alimentaria", destacó el ministro de Economía este domingo en Twitter.

En el sector sojero eligieron mostrarse alineados con la postura oficial y no presionar públicamente por la continuidad del programa. "En Argentina lo ideal no existe", afirmó un dirigente cerealero ante la consulta de este medio de si "idealmente" estarían de acuerdo con la extensión del dólar a 200. Para despejar dudas, CIARA-CEC (la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro Exportador de Cereales) ratificó en sus redes sociales la semana pasada que "el gobierno tomará los recaudos correspondientes para finalizar [con el dólar soja] el 30 de septiembre".

Por qué no sigue el dólar soja

Además de la virtud de cumplir con lo pautado, algunas otras razones económicas ayudan a explicar el fin de la exitosa medida. En primer lugar, el Gobierno quiere evitar que, de prolongarse, el dólar soja termine significando un traslado a precios. Aunque la gran mayoría se vende en el exterior, la pequeña parte que se utiliza para alimentar la ganadería local podría acoplarse al precio exportador y derivar en un aumento del pollo y las carnes para el consumidor.

En segundo lugar, el Banco Central logró en septiembre revertir la tendencia decreciente de las reservas que había sufrido en julio y agosto, para acumular, hasta el 15 del mes, unos 1.500 millones. En este marco, se logró la aprobación de la segunda revisión por parte del FMI pese a no lograr el piso de reservas requerido.

La otra razón es estacional. El total de la cosecha de soja era de unas 20 millones de toneladas, de las cuales bajo el dólar soja se liquidaron algo más de 11 millones. Dado que los productores guardan unos 5 millones de toneladas para alimentación o reinversión, de continuar la medida, quedarían a lo sumo unas 4 millones por liquidar.

En cambio, más dudas genera qué es lo que sucederá con la restricción del Banco Central para que las empresas sojeras -no los productores- puedan acceder a los dólares legales. Las fuentes oficiales afirmaron a El Destape que "una vez que finalice el dólar soja, no tiene sentido que la restricción siga". "Se espera que esa restricción se levante", ratificaron a este sitio desde el sector cerealero. Sin embargo, la resolución del BCRA no establece ninguna fecha límite.

Las alternativas para el campo

El campo celebró y aprovechó el dólar soja, pero nunca dejó de verlo como un parche de emergencia. Por eso, espera que, una vez que termine, se trabaje en medidas más estructurales para el rubro. 

En el Gobierno ratifican que, "una vez superada la urgencia" de la escasez de divisas, trabajarán en medidas para los pequeños y medianos ruralistas y para las economías regionales, aunque sin dar mayores precisiones. Lo que está descartado es una eliminación nominal de las retenciones, algo que no es visto como técnica ni políticamente viable.

Uno de los reclamos es que el tipo de cambio diferencial se extienda a otros cultivos. "Un dólar único que vigorice todos los sectores y apuntalar a las economías regionales", pidió Carlos Achetoni, reelecto titular de la Federación Agraria, en diálogo con El Destape.

Más allá del actual dólar soja, otro reclamo es que "el tipo de cambio refleje la realidad del mercado", según dijo a este sitio un referente del sector sojero que prefirió hablar en off.  Sin embargo, un achicamiento formal de la brecha cambiaria mediante una megadevaluación es la opción que Massa intenta evitar por todos los medios.

"Otro tema es la carga fiscal para el sector, que es del doble que la del promedio nacional. Eso hay que revertirlo. Con una carga razonable, el sector crecería tanto que el Estado recaudaría más aun con una alícuota más baja", agregó el dirigente sojero.

¿Sube el dólar turista?

Por fuera del campo, Massa sí tiene en estudio otra medida en pos de cuidar las reservas una vez que su acumulación por el dólar soja haya terminado. Se trata de un nuevo recargo al dólar turista (o dólar tarjeta), un reclamo que proviene, al contrario, del sector industrial.

Ante las restricciones para la importación de insumos, el objetivo es proteger los dólares que el Banco Central se debe desprender para pagar consumos no esenciales de los sectores medios y altos. Especialmente cuando se espera que estos aumenten en el corto plazo por las decenas de miles de argentinos que viajarán al Mundial de Qatar.

El reclamo le llegó a Massa de parte de la UIA en la reunión que mantuvo con la entidad el jueves pasado. Según afirman cerca suyo, el pedido también proviene de de otras entidades empresarias como CAME, CAMARCO o AFARTE

La Confederación Empresaria de la República Argentina (CGERA), en tanto, se plegó el último domingo al afirmar en un comunicado que "propone que el acceso a los dólares baratos debe ser para producir y generar empleo, y no para viajes al exterior o compra de bienes suntuosos".

Pese a que circuló que el nuevo valor del dólar turista sería de alrededor de $300 (contra los $266 actuales), las fuentes oficiales evitaron precisar alguna cifra. Massa se tomará esta semana para escuchar más propuestas y luego decidirá.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►