Luego del canje, cómo quedan los vencimientos que restan para el 2023

Analistas privados descartan un segundo tramo de canje para los últimos seis meses del año, en los que se esperan vencimientos por $ 6,5 billones.

13 de marzo, 2023 | 10.45

Tras el canje voluntario de deuda en pesos que registró un nivel de adhesión del 64 por ciento para los primeros seis meses del año, el Gobierno debe enfrentar en el semestre siguiente vencimientos por 6,5 billones de pesos. Analistas privados descartan un segundo canje.

La reestructuración de deuda en pesos que lanzó el ministro de Economía, Sergio Massa, permitió despejar vencimientos por más de 4,34 billones de pesos, extendiendo el plazo de los compromisos a los años 2024 y 2025, informaron esta tarde fuentes del Palacio de Hacienda.

En esta operación participaron bancos de la talla del Nación, el Provincia, el Galicia, Santander, Credicoop, Ciudad y el ICBC. De todos modos, queda un abultado nivel de compromisos para lo que resta de este año. Según las cifras oficiales, 6,5 billones de pesos a valor actual de los compromisos. 

"Mirando hacia adelante, en el tercer trimestre de este año vencen 6,5 billones de pesos (que sumarán aún más porque la mayor parte está indexada). Así que probablemente éste no haya sido el último intercambio de títulos ofrecido por la gestión actual", plantea la administradora GMA Capital en un reciente informe en el que recoge también la opinión de sus analistas. 

La consultora señala que el llamado a conversión del pasado jueves fue el de menor aceptación tanto a nivel general como entre privados" con una tasa de aceptación del 58 por ciento si se excluye la operación de enero, que en gobierno incluyó al informar el resultado de la operación con un 64 por ciento de aceptación.

"Sin embargo, vale destacar que es la primera vez que se logra decididamente colocar instrumentos con vencimiento posterior a 2023", destaca el reporte privado.  Por caso, el plazo promedio de colocación fue de 602 días y por otro lado, si bien la adhesión en términos porcentuales fue la más baja, la reducción de vencimientos en términos absolutos (ajustando por inflación) fue la más alta en comparación al resto.

En los compromisos comprendidos entre los meses de abril, mayo y junio el nivel de aceptación fue del 61,5 por ciento. Mientras que en los títulos con vencimientos previstos para el corriente mes de marzo -incluyendo la operación realizada en enero- la participación superó el 72 por ciento.

De esta forma, el porcentaje de adhesión alcanzó el 64 por ciento promedio de los títulos elegibles. Desde el Palacio de Hacienda recordaron que el perfil de tenedores concentraba una significativa participación de fondos comunes de inversión y tesorerías corporativas, que por sus flujos de negocio mantienen un horizonte de inversión de corto plazo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►