El Gobierno confirmó cambios legales en el último tramo del canje de deuda

Serán sobre las Cláusulas de Acción Colectiva, de acuerdo con lo negociado con los acreedores. Ante las autoridades bursátiles de Estados Unidos remarcó que el país "tiene la intención de comenzar las negociaciones con el FMI en septiembre de 2020 para un nuevo programa que reemplace a la SBA existente". 

16 de agosto, 2020 | 15.55

El Gobierno modificará los términos legales de oferta de canje de deuda pública en moneda extranjera bajo ley extranjera. Este fin de semana se inició el proceso pertinente con la salida de un decreto oficial para habilitar al Ministerio de Economía a realizar esos cambios y ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), donde se registrará la nueva deuda a emitir. A los cambios en la valorización del paquete ofrecido se sumarán dos modificaciones en las cláusulas de acción colectiva, las cuales brindan un paraguas legal en el caso de que el canje alcance cierto umbral de aceptación. "En la publicación de la documentación de la oferta en la SEC el próximo 17 de agosto, Argentina cumple con el compromiso adoptado de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública en el marco de un proceso ordenado", explicaron en Economía. 

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

La intención es terminar con este capítulo lo antes posible y ponerse a trabajar con una negociación incluso más difícil, por las connotaciones económicas. "La República tiene la intención de comenzar las negociaciones con el FMI en septiembre de 2020 para un nuevo programa que reemplace a la SBA existente", le comunicó el Gobierno a la SEC en las enmiendas publicadas este fin de semana en el ente regulador.  

"El 4 de agosto, la República anunció que había llegado a un acuerdo con representantes del Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Tenedores de Bonos de la Bolsa y algunos otros tenedores significativos que permitirán a los miembros de los grupos acreedores y tales otros tenedores apoyar la propuesta de reestructuración de la deuda de la República y otorgar a la República un alivio significativo de la deuda. La República también anunció que extenderá el período de invitación hasta el 24 de agosto", señala la enmienda enviada a las autoridades bursátiles estadounidenses. 

En simultáneo, este domingo se publicó un decreto en donde se informa que “resulta necesario, entonces, introducir modificaciones a la propuesta de reestructuración e incorporar los acuerdos referidos en la enmienda enviada a la SEC. Se destaca que los cambios "no alteren: la lista de títulos públicos, los términos y condiciones financieras y, de ser aplicable, las cantidades totales de los títulos a emitirse para dar efecto a la operación de reestructuración planteada y los ratios de canje propuestos". Esa discusión se saldó con el cambio en la fecha de pago de los servicios de la deuda, adelantando tres meses esos vencimientos, lo que elevó el valor técnico presente de la oferta a computar en sus carteras de inversión. 

La discusión se centrará en lo que suceda con las cláusulas de acción colectiva, aspectos que todavía están siendo discutidos por el equipo económico que comanda el ministro Martín Guzmán.  Por un lado, están los bonos que nacieron con el canje de 2005-2010 (24.100 millones), que ya cuentan con estas cláusulas. Para estas series se exige una aceptación de 85 por ciento sobre el total a reestructurar y 66 por ciento mínimo para cada uno de los bonos. En 2016, con una actualización de las cláusulas a partir de acuerdos internacionales, el macrismo emitió los Globales (41.700 millones de dólares) con un piso de aceptación de 66 por cientos sobre el total y 50 por ciento para cada serie.

La negociación es acerca del método de computo de votos sobre la propuesta argentina. Un cambio está vinculada a la posibilidad de excluir de la votación a aquellas series (bonos en particular) en las cuales no se alcanzaron las mayorías necesarias. En este caso se discute si se permitirá a los tenedores de bonos que sí aceptaron revocar sus solicitudes, lo que requiere que el nivel de adhesión se conozca antes del cierre o se otorga un plazo para esa revocación. El otro tema es la denominada estrategia Pac-Man, que le permitiría a Economía ir sumando canjes por series hasta lograr un porcentaje de 75 por ciento total sin importar los niveles de adhesión de cada bono. 

Desde Economía comunicaron que las mejoras introducidas por Guzmán en la letra chica de las cláusulas tienen visto bueno del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro sobre Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo (G-24), que  coordina la posición sobre cuestiones monetarias y de desarrollo en las deliberaciones y decisiones de las Instituciones de Bretton Woods (ICM). Este martes Guzmán participará de una videoconferencia en donde se debatirán sobre las CAC's y reestructuraciones de deudas soberanas en el contexto del COVID-19.

"Con este paso, y la publicación de la documentación de la oferta en la SEC el próximo 17 de agosto, Argentina cumple con el compromiso adoptado de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública en el marco de un proceso ordenado.  La implementación del acuerdo alcanzado con los Acreedores que brindan Respaldo permitirá generar condiciones de saneamiento a las finanzas públicas, dará certidumbre al sector privado y brindará al país una nueva plataforma de crecimiento una vez superada la pandemia", comunicó este fin de semana el Palacio de Hacienda. 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►