El canje de deuda local tuvo una adhesión del 98,8%

El ministro de Economía ofreció el balance de la reestructuración en el Palacio de Hacienda. Quien no ingrese al canje deberá entrar en litigio con la Justicia argentina.

04 de septiembre, 2020 | 17.06

En un anuncio muy esperado, el Ministerio de Economía informó el resultado de la primera etapa del canje de deuda en dólares bajo legislación local. El porcentaje de aceptación fue del 98%, por lo cual se logró cerrar una exitosa reestructuración que tendrá un vencimiento final el 15 de septiembre. 

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

La reestructuración de la deuda bajo ley local se aprobó en el Congreso el 4 de agosto, con la votación de Senado, en simultáneo con el acuerdo sellado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los fondos de inversión extranjeros por los compromisos bajo legislación extranjera. La oferta aceptada por los tenedores títulos en moneda extranjera bajo legislación argentina equivale a un monto de U$S 41.717 millones, que aún tiene un período de suscripción hasta el 15 de septiembre.

"Se ha logrado reducir la tasa de interés promedio de 7% a 3% y quita de capital de 1,90% y habrá un alivio mayor en primeros años, permitiendo al sector público contar con otras posibilidades de hacer políticas públicas y al sector privado poder operar en condiciones de mayor certidumbre que antes de los canjes", detalló Guzmán.

En otro aspecto, el jefe de cartera señaló que en el marco del proceso de normalización del mercado de financiamiento local, se logró pesificar un monto equivalente a los U$S 685 millones. El número representa apenas un 1,93% del total elegible.

Asimismo, Guzmán valorizó el rol del presidente, Alberto Fernández, en las negociaciones y la importancia del acompañamiento del Congreso. En esa línea, indicó que "la política de deuda debe ser una política de Estado". Sobre el balance final, reflexionó: "En este proceso se lograron cosas no usuales, como pagar la comisión más baja de la historia para los compromisos bajo legislación extranjera. Además, no se contrataron agentes financieros para colocar deuda, y se pagaron $ 180.000 al agente de canje, generando un ahorro muy grande al Estado".

La oferta incluía hasta el 1 de septiembre un bono con tasa de interés anual de 1% y vencimiento en 2030 como contraprestación por la renta acumulada y no pagada por los títulos que se integren. El resto recibirá el interés corrido hasta el 6 de abril. En términos concretos significa entre 1,5 y 2 dólares adicionales respecto a quienes ingresen después de esa fecha, que no recibirán esta compensación.

"La sostenibilidad de la deuda pública en moneda extranjera ha quedado restaurada, está resuelto el problema del endeudamiento insostenible y también tenemos un mercado de deuda pública en pesos, que está en una situación más normal y en buen camino", subrayó Guzmán.

El que no entra al canje irá a la Justicia

Voces del mercado sostenían que el ingreso iba a ser superior incluso al canje bajo ley extranjera y sin ayuda de las Cláusula de Acción Colectiva. Las emisiones en dólares bajo legislación local no cuentan con este paraguas legal, con lo cual un piso de adhesión no universaliza la operación a todos los bonistas. Quien no ingrese al canje quedará como holdouts, teniendo que litigar en la Justicia local.

El menú elegible hasta el 15 de septiembre está compuesto por cuatro series de bonos con legislación local y vencimientos en 2030, 2035, 2038 y 2041. Estos papeles pagan un cupón especial en el primer período y más altos en los vencimientos siguientes, lo que permite una mayor rentabilidad a medida que avanzan los pagos de intereses. Podrán ingresar tenedores de las doce series de Letras del Tesoro (Letes) en dólares, las nueve series de Bonar en dólares, el Discount en dólares con vencimiento en 2033 y el Par de tasa fija en dólares con vencimiento en 2038.

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►