Parrilli: "Si usamos ese dinero para pagar la deuda, agrandamos la brecha de la desigualdad entre los países"

El senador explicó que el proyecto con dictamen para que los U$S 4.300 millones que ingresen del FMI se destinen a cobertura social es un respaldo a la negociación del Gobierno.

07 de mayo, 2021 | 05.00

El senador Oscar Parrilli explicó que el proyecto para que los U$S 4.300 millones de derechos especiales de giro que ingresen del FMI se destinen a cobertura social es un respaldo a la negociación del Gobierno. La iniciativa del Frente de Todos obtuvo dictamen de mayoría en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara alta.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

El documento redactado por el bloque del FDT en el Senado busca dejar sentado que este dinero se aplique a financiar políticas tendientes a resolver los graves problemas derivados de la pandemia. En concreto, se trata de U$S 4.350 millones que le corresponden a Argentina y que están agendados para arribar en agosto.

“Si nosotros usamos ese dinero para pagar la deuda con el FMI y los países miembros, agrandamos la brecha de la desigualdad entre los países, ya que ellos estarían recibiendo el mismo derecho de giro que nosotros, más la cuota que les corresponde por el pago de la deuda”, explicó Parrilli, quien presentó el documento. Durante su disertación incluso planteó que el proyecto “fortalece la posición de nuestro gobierno y la gestión que lleva adelante ante el organismo financiero internacional”.

De ser convertido en ley por el Congreso, los destinatarios del mensaje son claros, de acuerdo al legislador por Neuquén: “Son el FMI y los países miembros. Queremos decirle que el trato que ellos quieren tener con los países de economías avanzadas sea el mismo para con nosotros, fundamentalmente para los países deudores, que son a quienes más le exigen políticas que agrandan las dificultades sociales, las injusticias”.

El FMI decidió emitir 650.000 derechos especiales de giro, equivalentes a unos 500.000 millones de dólares, que va a incrementar su capital. Esto significa que cada país va incrementará su capital de manera equivalente a su participación dentro del FMI. En el caso argentino, recibirá aproximadamente 4.300 millones de dólares que no tendrá que devolver y que pasarán a integrar las reservas.

La decisión fue tomada luego de que el G20, decidió que una de las maneras de paliar los efectos de la pandemia es inyectar dinero, emitir dinero. Esta emisión monetaria inyecta fondos a cada Estado miembro.

El proyecto lleva las firmas del presidente del bloque, José Mayans, y de los senadores Oscar Parrilli, Anabel Fernández Sagasti, Carlos Caserio, María de los Ángeles Sacnun, Alfredo Luenzo, José Neder y Jorge Taiana. Tras el dictamen de comisión pasará luego al recinto del Senado, donde el oficialismo buscará su media sanción.

En este contexto, hoy un grupo de setenta legisladores demócratas presentaron en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos un proyecto de Resolución que solicita a la Casa Blanca que exija al Fondo Monetario Internacional (FMI) la suspensión de los pagos de “todos los servicios de la deuda” a la Argentina y otros países deudores hasta que concluya la crisis global causada por el la pandemia. La iniciativas fue dada a conocer tras la reunión del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Gregory Meeks.

El proyecto parlamentario presentada con el nombre de “Una Contundente Respuesta Global a la Pandemia del COVID-19”, establece que la Casa Blanca, a través de la Secretaría del Tesoro, reclame también al FMI que “relaje los objetivos fiscales de todos los programas” acordados o por acordar con “los países que están buscando financiación” en ese organismo multilateral, mientras la pandemia continúe.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►