La pobreza infantil llegaría al 63% a fin de año, según UNICEF

Alcanzaría a más de 8 millones de chicas y chicos en la Argentina al finalizar el 2020. El 45% de los hogares tienen sus ingresos laborales reducidos por la crisis del COVID-19.

05 de agosto, 2020 | 19.22

El porcentaje de niños y niñas pobres alcanzaría en diciembre el 62,9%, según la nueva estimación de la pobreza infantil en la Argentina que elaboró UNICEF Argentina. El informe alerta que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad de menores de edad que viven en la pobreza pasaría de 7 a 8,3 millones.

Impuesto a las Grandes Fortunas

La encuesta realizada en hogares con niños, niñas y adolescentes del país, muestra que todavía hay 2,6 millones de familias que tienen sus ingresos laborales reducidos. Es el 45% del total de los hogares encuestados: en abril, las reducciones afectaban al 60%. La disminución del porcentaje se debe a la apertura de actividades, de la flexibilización de la cuarentena en parte del país y del programa ATP, de asistencia al trabajo y a la producción, que implementó el Gobierno nacional.

La representante de UNICEF Argentina, Luisa Brumana, destacó que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) alcanza al 47% de los hogares, frente al 22% que lo recibía en abril. “Son 13 millones de personas que habitan en 2,8 millones de hogares donde al menos un miembro recibe el IFE”, dijo Brumana. También señaló que la continuidad de los programas de protección social es clave para evitar que más hogares caigan en la pobreza extrema.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) informó este miércoles que de los casi 9 millones de beneficiarios del IFE, el 61,7% son trabajadores informales o están desocupados. Sólo el 7,8 por ciento son monotributistas.

Según el informe del agencia de la ONU en la Argentina, el consumo de alimentos es una de las variables en las que impacta con mayor fuerza la disminución de los ingresos en los sectores más empobrecidos de la sociedad. Los programas como la Tarjeta Alimentar, entre otros, alcanzan al 36% de los hogares. En abril esa asistencia llegaba al 19%.

El ministerio de Desarrollo Social informa que asiste alimentariamente en comedores a unas 11 millones de personas. Tres millones más que antes de la pandemia. Un dato de la encuesta de UNICEF demuestra que mejoró notablemente el acceso: en abril, el 8% de las personas que concurrieron a un comedor reportaron problemas para acceder o retirar viandas, pero en julio este porcentaje se redujo al 1%.

La situación más crítica en los barrios populares. “En el 15% de los hogares encuestados se tuvo que recurrir a algún préstamo o fiado por parte de algún comercio para comprar alimentos. El porcentaje aumenta al 29% cuando el hogar no tiene ingresos laborales, al 25% en barrios populares y al 22% para los titulares de la Asignación Universal por Hijo”, afirmó Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de UNICEF.

Los resultados de la segunda encuesta nacional que realiza el organismo para medir el impacto de la crisis desatada por la pandemia basa sus cálculos en datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y pronósticos del Producto Bruto Interno (PIB), provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI).

UNICEF advierte en su informe que el impacto del COVID-19 no es sólo económico en las familias con niños, niñas y adolescentes. La encuesta incluye percepciones frente al aislamiento, situación emocional y recepción de las salidas recreativas, entre otras dimensiones.

El 87% de los consultados afirma que la cuarentena obligatoria puede evitar el contagio de coronavirus en su hogar. Es decir, la aceptación de la medida aún es muy alta entre los hogares con niños y niñas.

La población adolescente es la que se siente más protegida con las medidas de aislamiento social: las apoyan en el 95% de los casos. Al mismo tiempo, un 26,8% de los chicos y chicas respondió sentirse angustiado, casi el 25% está asustado y un 11% asegura estar deprimido.

Estos datos se presentaron este miércoles junto a los resultados de la “Segunda Encuesta de Percepción y Actitudes de la Población. Impacto de la pandemia y las medidas adoptadas por el gobierno sobre la vida cotidiana de niñas, niños y adolescentes”. Aseguran que la encuesta es representativa de la totalidad de los hogares con menores de edad. Se hizo entre el 14 y el 26 de julio, sobre las mismas familias que se entrevistó a principios de abril.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►