Grandes fortunas: detalles de un aporte que ayuda

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, el Gobierno invirtió $ 870.000 millones, que representan 7 puntos del PBI. De aprobarse, el aporte a las grandes fortunas equivaldría al 34% del gasto total.

15 de noviembre, 2020 | 00.05

Después de meses de dilatación, el Gobierno sacó del letargo al proyecto que prevé un aporte extraordinario por parte de las grandes fortunas y será debatido en el Congreso. De recaudar lo estimado por los equipos técnicos del Frente de Todos, se podría alcanzar un monto equivalente a más del 30% del paquete total de medidas extraordinarias puesto en marcha en marzo.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

La Comisión de Presupuesto y Hacienda emitió a fin de septiembre el dictamen de mayoría al proyecto de aporte de las grandes fortunas. El mismo establece un aporte solidario a patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, que pagarán una tasa del 2% con el fin de recaudar más de 300.000 millones de pesos para destinar a planes sanitarios y al sistema productivo.

En ese sentido, el 20% de la recaudación se destinaría a la compra y/o elaboración de equipamiento e insumos críticos para la emergencia sanitaria, 20% a las pymes, 15% a los programas para el desarrollo de los barrios populares, 20% a becas al programa integral de becas Progresar y 25% programas de exploración y desarrollo de gas natural, a través de Enarsa.

 

 

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, el Gobierno invirtió $ 870.000 millones -que representan 7 puntos del PBI-  entre la aplicación del IFE, el ATP, el otorgamiento de bonos, construcción de hospitales y refuerzos en programas de alimentos. De aprobarse, el aporte a las grandes fortunas equivaldría al 34% de la erogación total ya mencionada.

A quién alcanza el impuesto a la riqueza y cuánto pagarían

Según precisó la AFIP, el proyecto alcanzará a 9.298 contribuyentes, y no a 12.000 como se había planteado en un comienzo. De ese total, 7.438 ya presentaron sus declaraciones juradas de Bienes Personales y otros 1.860 todavía no lo hicieron. 

La tasa se elevará al 2,25% en casos de fortunas entre 300 y 400 millones de pesos, al 2,50% entre 400 y 600 millones y al 2,75% 600 a 800 millones. En tanto, subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre 800 y 1500 millones, al 3,25% para fortunas de 1500 millones de pesos a 3000 millones, y a partir de esa cifra será del 3,5%.

Fija también que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondería, pero si la persona trae el 30% de sus tenencias financieras que tienen declaradas afuera el diferencial se elimina y paga por todo como si lo tuvieran en el país.

En qué podría ayudar un aporte extraordinario

Los programas sociales registraron un nivel de ejecución de $ 671.868 millones en los primeros nueve meses de 2020, con un incremento de 447% en términos reales respecto de igual período de 2019, impulsado, esencialmente, por las medidas adoptadas en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Los datos se desprenden de un informe difundido por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

De esta manera, el aporte extraordinario podría significar casi un 50% de todo lo ejecutado en materia de asistencia social. La OPC detalló que "los gastos primarios aumentaron 21,9% en comparación con la ejecución registrada en el mismo período de un año atrás, a partir de las medidas adoptadas en el marco de la emergencia sanitaria".

 

 

Entre estas medidas, se consideró al Ingreso Familiar de Emergencia y la atención del Salario Complementario en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción. Según la Anses, el pago del IFE 3 precisó de un desembolso de $ 90.000 millones, es decir, ni el 30% del monto que se podría recaudar con un único impuesto.

Pero otra variable que entra en juego a favor del proyecto es la brutal caída de la recaudación. Los recursos de la Seguridad Social ($ 979.352 millones) se retrajeron 12,7% a partir del deterioro del mercado de trabajo y de las medidas dispuestas para atenuar los efectos económicos de la crisis sanitaria, entre las que se destacó la reducción o postergación del pago de las contribuciones patronales.

Concretamente, la recaudación total de los 10 meses transcurridos de este año computó una caída real acumulada del 9,1%.

Es que además en el caso de Argentina la riqueza de activos en el exterior es gigantesca. Se calcula que un 70% de los activos externos contabilizados no están reconocidos por la AFIP, lo que provoca que se dejen de recaudar unos U$S 1200 millones de dólares del Impuesto de Bienes Personales. Especialistas en materia tributaria coinciden en que esta riqueza debiera tener cuota  impositiva superior como establece la propuesta de un 2%.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►