La apuesta oficial al ahorro interno

El volumen de colocaciones pasó de 1,1 a principio de la cuarentena a 1,4 billones de pesos al último día hábil de mayo.

06 de junio, 2020 | 00.05

Como resultado de una estrategia enfocada en incentivar el ahorro en pesos, en los últimos dos meses y medio de cuarentena el volumen de depósitos del sector privados se incrementó en un 28 por ciento. Según información oficial del Banco Central, al 20 de marzo, inicio del aislamiento obligatorio por la pandemia, el volumen de depósitos en pesos ascendía a 1,1 billones de pesos y al 29 de mayo se ubica en 1,4 billones. En el mismo período los depósitos en dólares se mantuvieron, pese a las oscilaciones que registró en una primera etapa de la cuerentena. 

Guerra Judicial en Argentina

La estrategia oficial y casi la única salida de la crisis es fomentar el ahorro interno. Esto no solamente se aplica para el financiamiento que busque el Gobierno en el mercado local, frente a la crisis financiera global que generó la pandemia y en medio de una reestructuración de deuda. También se aplica a empresas e individuos que necesiten crédito, y a una economía en su conjunto que requiere apuntalar su moneda doméstica

En abril, en plena cuarentena, se empinó el proceso de aumento en los depósitos luego de una lenta y constante recuperación que se inició a principio de año. Desde entonces, los saldos de depósitos y obligaciones en pesos del sector privado se duplicó, pasando de 740.000 millones a 1,4 billones. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"Los medios de pago impulsaron su aumento, destacándose especialmente los depósitos a la vista. Al observar la evolución diaria desde el 19 de marzo se ve que el fuerte aumento promedio de abril en gran parte proviene del arrastre estadístico de marzo, ya que el crecimiento se dio fundamentalmente recién iniciado el período de aislamiento", informó el mes pasado el Central. Distintos es el incremento de los medios de pago, que saltó un 50 por ciento en la última semana producto de las transferencias del Estado a distintos sectores de la actividad económica. 

De acuerdo con los cuadros semanales del BCRA, los depósitos crecieron 28 por ciento durante la cuarentena y en el caso de los plazos fijos, un 21 por ciento. En el caso de las colocaciones en dólares, el saldo total pasó de 686 a 688 millones de dólares (prácticamente igual), pero durante la mitad del aislamiento llegó a caer 12,5 por ciento hasta irse recuperando a los valores actuales.

Los plazos fijos en dólares de privados sumaban al inicio de la cuarentena 224 millones, y dos semanas después cayó a 144 millones. Al 29 de mayo suman 234 millones. La caída inicial fue un acto reflejo ante los rumores de un supuesto corralito. "La primera semana de aislamiento no se abrió el acceso a dólares y se empezó a hablar de restricciones. A la siguiente lo abrimos y los dólares retirados terminaron en caja de seguridad de los mismos bancos. Un sinsentido", señaló a El Destape una fuente oficial.

Para estimular el ahorro doméstico, el Central llevó adelante una serie de iniciativas que, en el Directorio del organismo reconocen dio muy buen resultado y explica el salto en la cantidad de depósitos. El 13 de abril se lanzaron los depósitos a plazo precancelables en UVA y en la actualidad representan más de un 10 por ciento del aumento total de las colocaciones a plazo en entidades financieras.

Estos depósitos ofrecen una tasa mínima de 1 por ciento sobre la inflación si se cumple el plazo contractual de 90 días y, además, dispone de la opción de precancelamiento a partir de los 30 días, obteniendo una rentabilidad equivalente al 70 por ciento de la tasa de política monetaria.
También se incrementó el piso para los plazos fijos comunes en un 30 por ciento anual, lo que actualmente pueda obtenerse un rendimiento en torno al 34 por ciento teniendo en cuenta las renovaciones mensuales. 

La nueva apuesta oficial son los Depósito Interés Variable Argentino (DIVA), que depende --además de una tasa de interés en torno al 1 por ciento anual- de variaciones de precios determinados activos, como la cotización del dólar, lo que permite configurar esta opción como un seguro contra movimientos del tipo de cambio. 

"Mucha gente va a ver que si hay acuerdo con la deuda y el dólar se estabiliza subiendo al compás de la inflación para no perder competitividad, los depósitos a plazo fijo van a mantener el poder adquisitivo de ahorristas o mejorarlo", aseguró el funcionario de la autoridad monetaria.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►

Guerra Judicial en Argentina

MÁS INFO
Cristian Carrillo

Es licenciado en Economía (UBA). Integró el Centro de Estudios para la Planificación del Desarrollo de la Economía. Escribe de Economía y Finanzas desde 2004 y trabajó en Página/12, Ámbito Financiero y la agencia de noticias Télam, radio América, AM750, Radio Palermo y El Mundo. Melómano empedernido, rozando lo histérico.