El mercado de Chicago cerró con mayoría de bajas a la espera del informe de siembras del USDA

30 de marzo, 2023 | 18.47

El mercado de Chicago cerró hoy con mayoría de bajas en los precios de los principales granos en la previa de la difusión del informe de siembras del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), una mayor afluencia de granos desde el Mar Negro y una producción récord en Brasil.

El trigo de Chicago cerró con bajas en todas las posiciones del trigo blando de invierno y estable en el trigo duro luego de los máximos alcanzados en la jornada de ayer, aunque las pérdidas se vieron limitadas por la noticia de que Cargill daría un paso más alejándose del mercado ruso.

Además, el mercado estuvo posicionándose a la espera de los datos de siembra de trigo estadounidense que serán lanzados mañana, lo que también apoyó las caídas en los precios, consignó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La posición mayo del trigo blando cotizó a US$ 254,36 la tonelada, tras perder US$ 5,05; y el trigo duro cotizó a US$ 320 la tonelada, sin cambios.

En tanto, el maíz cerró en negativo, con caídas en todas las posiciones.

En principio, las exportaciones de cereales de Ucrania alcanzaron los 5,1 millones de toneladas en lo que va de marzo, en comparación con los 1,4 millones de toneladas de marzo de 2022, lo que generó mayor afluencia del grano amarillo a nivel mundial y llevó los precios hacia abajo.

A su vez, la cosecha récord del grano brasileño sumó sostén bajista a las cotizaciones.

De esta forma, el contrato de mayo finalizó en US$ 255,70 la tonelada, con una caída de US$ 0,39.

Por su parte, la soja finalizó el día con saldo dispar, anotando bajas en el grueso de las posiciones y subas leves en las restantes.

Por un lado, Brasil está listo para suministrar hasta la mitad de la soja que Argentina importará después de que la peor sequía en 100 años devastó sus campos y redujo la producción de la campaña 2022/23 casi a la mitad, lo que en principio llevó los precios a la senda negativa.

En segundo lugar, el posicionamiento del mercado previo al informe de siembras del USDA también añadió presión a la baja.

Así, el contrato mayo de la oleaginosa finalizó en US$ 541,80 la tonelada, con una pérdida de US$ 1,01.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►