¿Cómo administrar las finanzas gracias a la banca digital?

29 de julio, 2020 | 09.18

En la actualidad existen diversas opciones para administrar las finanzas personales. La llegada de las empresas fintech al país propuso operar el dinero a través de un sistema completamente digitalizado que le permite al usuario realizar todas las transacciones de manera 100% online.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Implementando los avances tecnológicos en materia de información y comunicación, las bancas digitales buscan brindarle al cliente transparencia económica a la hora de manejar sus finanzas personales. En este sentido, las entidades repensaron los requisitos y protocolos estipulados por las bancas tradicionales, modificando algunos conceptos establecidos y proponiendo como nuevo objetivo una mayor inclusión financiera.

En este contexto, las bancas digitales se centraron en mejorar la experiencia del cliente. Con este sistema, el usuario puede administrar sus finanzas y realizar operaciones sin moverse desde el hogar. De este modo, se ahorra una gran cantidad de tiempo al no realizar estos trámites presencialmente. Gracias a la implementación de inteligencia artificial, la firma de los contratos puede llevarse a cabo con firmas electrónicas y el envío de una selfie. Con estas verificaciones, las empresas pueden corroborar la identidad del usuario y la autenticidad de la operación.

Inmediatez, el pilar de la digitalización

La masificación de Internet y los dispositivos tecnológicos permitieron llevar el producto financiero a los hogares de los clientes. Las empresas fintech le ofrecen al cliente particular, préstamos de forma inmediata y contando con documentación esencial. Por ejemplo, generando un contrato mediante Wenance a través de sus marcas Mango o Welp, la totalidad del proceso desde la solicitud hasta la recepción del dinero se realiza de forma digital y en cuestión de minutos.

Al solicitar un préstamo personal con esta estructura de negocio, la devolución del importe solicitado se realiza en cuotas fijas que, gracias a la digitalización, pueden abonarse desde casa en entidades tales como Rapipago o Pagofácil. Esto permite una continuidad del trámite sin que el cliente deba desperdiciar tiempo en entidades físicas y pueda cumplir con los pagos en tiempo y forma desde cualquier lugar.

En este sentido, las plataformas digitales permiten varios servicios ágiles que genera un ahorro de tiempo para el cliente en materia del traslado y la demora de los procesos. Además, los requisitos para solicitar un préstamo online son mucho más flexibles, lo cual permite una amplia inclusión financiera a todo el país en tiempo récord.

El cliente es lo más importante

Como se mencionó anteriormente, los consumidores son el punto de partida para comenzar con una evolución y que, las empresas, enfrenten nuevos retos y se adapten a la actualidad. Además de brindar un nuevo servicio eficaz, que le permita al cliente más flexibilidad para acceder a un producto con capacidad de ahorro, las empresas entienden que el desarrollo de un ambiente confiable es imprescindible dentro de un banco o entidad financiera para concretar la fidelización del usuario.

Por este motivo, las fintech trabajan con normativas de seguridad y protección de datos. De esta manera se resguarda la información del usuario con total confidencialidad.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►