Tomás Rodríguez, un joven de 22 años que estudia Ciencia Política y trabaja en el Ministerio de Educación, denunció a través de las redes sociales que lo echaron de un bar por estar sentado junto a su novio, Joaquin Guevara. El hecho ocurrió en una pizzería ubicada en Scalabrini Ortiz y Santa Fe.

"Estábamos cenando, sentados un al lado del otro. Se acercó el encargado del lugar a echarnos porque 'esto es un ambiente de familia, yo no les falto el respeto pero ustedes compórtense'", denunció en su cuenta de Facebook.

Embed

Y continuó: "El encargado, un cocinero y dos mozos nos corrieron una cuadra y media por Scalabrini Ortiz. Nos forcejearon, nos separaron, me pegaron en la cara y en la espalda en el medio de la calle Güemes.

La angustiante y violenta situación no quedó ahí. "Nos 'escoltaron' a un cajero gritando 'putitos de mierda' 'no vuelvan más a mi pizzería", acusó en otra parte de su descargo.

Tras los hechos, el portal Infobae se comunicó con Sergio Rivadulla, responsable del local, quien tomó la decisión de echar al encargado del local.

"Dijo que en una mesa había una familia que se quejó, y también dos señoras mayores de otra mesa le hicieron señas. Nada de eso lo justifica", contó. Además, agregó: "¿Decirles que es un salón familiar y por eso está mal que una pareja se dé un beso? No se puede trabajar con alguien que tome esa actitud".

En esta nota