En una columna de opinión, el gurú del PRO, Jaime Duran Barba, se despachó contra los votantes del kirchnerismo y los catalogó de “vivir al margen de la ley”. Además, afirmó que la figura del presidente Mauricio Macri se "endurece" entre sus votantes, aunque las encuestas muestran que solo alcanza un 15% de imagen positiva.

A través de una nota publicada en el portal Perfil, el asesor del mandatario utilizó la figura “anomia” que publicó el filósofo Carlos Nino en 1992 en su libro “Un país al margen de la legalidad” para estigmatizar a los votantes del kirchnerismoperonismo y arremetió contra los gremios que se oponen a las políticas de ajuste del Gobierno nacional.

Duran Barba reveló que en las últimas elecciones utilizaron la figura “anomia” porque “los datos decían que había una alta correlación entre el voto por Cristina y la actitud anómica de los votantes”.

"Los datos decían que había una alta correlación entre el voto por Cristina y la actitud anómica de los votantes"

“No decíamos que todos sus votantes fueran anómicos, pero sí que tenía más aceptación entre aquellos que tienden a no cumplir con la ley. De hecho, sus triunfos más contundentes, con el 80% de los votos, los obtuvo en la población carcelaria”, indicó el escritor en su columna.

Además, analizó que “el kirchnerismo solamente agudizó algo que venía dándose desde hace décadas” ya que “Argentina es un país al margen de la ley por el uso salvaje de los espacios públicos, la naturalidad con que se evaden las responsabilidades cívicas, la permisividad para toda conducta irregular, la extensión de la corrupción”.

Luego de repasar por los presuntos casos de corrupción que figuran en los cuadernos del chofer Oscar Centeno, de acusar al ex gobierno de Cristina Kirchner de aliarse con Irán para encubrir el atentado a la AMIA por la firma del memorándum y de menospreciar la pelea de los sindicatos contra el Gobierno; el gurú advirtió: “En estos días hubo un aluvión de dólares húmedos en la City que probablemente vienen de valijas enterradas y sirven para financiar las movilizaciones populares que pretenden desestabilizar al Gobierno”.

Embed

“Actualmente un 30% de argentinos quiere que en el país no existan reglas claras, que crezca la economía informal, que el pariente barra brava incremente sus ingresos ejerciendo la violencia, el delito, el narcomenudeo. No se enojan con los acusados por la Justicia de dar golpes delincuenciales para convertirse en millonarios. Querrían ser como ellos”, sostuvo Duran Barba en otra parte de su columna.

Y acusa que “todo esto se articula con un relato y un discurso apocalíptico según el cual el imperialismo, el gobierno, los ricos, atacan a los líderes populares que quieren que caiga este gobierno para que vuelva a funcionar con tranquilidad el país al margen de la ley”.

Asimismo, aclaró que “es ingenuo creer que el Gobierno arma el escenario electoral y la ‘prefiere como adversaria’” en referencia a una posible candidatura de Cristina Kirchner pero sentenció: “Ella representa objetivamente al país del que habla Nino que para algunos solo puede ser gobernado por los peronistas”.

Se ha endurecido también el respaldo a Macri en otro sector. Existe un tercio de la población furioso con todo esto, que no quiere que vuelva el pasado ni en su estado puro, ni edulcorado”, concluyó en su relato.