El asesor Jaime Durán Barba se peleó un grupo de intelectuales cercanos al Gobierno por defender a capa y espada al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien se vio envuelto en el escándalo por tener a su empleada en negro y pagarle con un trabajo en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos que él mismo intervino.

LEÉ MÁS: Renunció una de las hermanas de Triaca

El gurú ecuatoriano no hizo declaraciones públicas pero se metió en una cadena de mails para provocar a los detractores del funcionario en el "Club Político Argentino".

Embed

"Es alarmante. Nuestro país es como Suecia. Nadie tiene una empleada en negro. Siguiendo la Biblia, todos estamos libres de pecado, podemos lanzar una lluvia de piedras. Hay que lapidar a Triaca de inmediato", asegura uno de los mails que obtuvo La Nación +.

La discusión fue subiendo de tono: "Jaime, francamente no es una buena defensa", le marcó el ex presidente de la Auditoría General de la Nación, Enrique Paixao, a lo que el consultor político respondió: "No es una defensa. Es una exhortación. Las piedras las fabricaron las avanzadas revolucionarias con la casa de Juan B. Justo".

"A unos les puede parecer que lo más trascendente que puede hacer un ministro es blanquear a su empleada. A todos nos puede parecer cómica esa visión de la política. Sería como pedir la renuncia de Mauricio porque no pide a sus invitados que se disfracen cuando concede una audiencia. En el Vaticano está bien visto, cuando lo hacen ponen caras solemnes. Aquí sonaría muy gracioso".

La discusión continuó por varios mails más, en los que el gurú de macri continuó con las provocadoras ironías.

En esta nota