Más de mil integrantes de la comunidad científica de todo el mundo firmaron una dura cartadirigida al presidente argentino, Mauricio Macri, en la cual denunciaron la crítica situación que atraviesa el sistema de ciencia y tecnología en el país por las “políticas de ajuste”, y pidieron “medidas urgentes” para revertir esto y así evitar un “éxodo inminente de científicos”.

En contraste con los “12 años de continuo crecimiento y expansión” que hubo durante la gestión kirchnerista, entre 2003 y 2015, “el sistema de ciencia y tecnología de Argentina está colapsando debido a recortes presupuestarios, reducciones de personal, incumplimiento de compromisos asumidos en subsidios para investigación y cooperación internacional y graves restricciones impuestas por el gobierno del presidente Macri”, expusieron en la misiva.

“El CONICET está al borde de la parálisis. La supervivencia de este organismo está en gran riesgo”, remarcaron los científicos y científicas, e indicaron que esta situación no sólo afecta a dicho ente sino también a todas las universidades nacionales y a la Agencia Nacional para la Promoción de la Ciencia y la Tecnología (ANPCYT).

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO RECORTÓ $2.000 MILLONES DE EDUCACIÓN Y CIENCIA

Los presupuestos que reciben los institutos de investigación, además, son “insuficientes para pagar las facturas” y garantizar medidas de limpieza y seguridad básicas, situación que se vio recrudecida con “una devaluación de la moneda argentina” que “ha obstaculizado enormemente el poder de compra de las becas de investigación”.

Por otra parte, la comunidad científica internacional denunció que “en solo dos años del nuevo gobierno, los salarios de los investigadores y académicos se convirtieron en los más bajos de la región geográfica”, con lo cual “se prevé un nuevo éxodo de científicos altamente capacitados”, que remite a la ‘fuga de cerebros’ que tuvo lugar a fines de los años 90.

LEÉ MÁS: MACRI DICE QUE LA POBREZA SE REDUCE CON MÁS TECNOLOGÍA MIENTRAS DESINVIERTE EN CIENCIA

“Para completar este oscuro panorama, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva ha sido recientemente degradado a una Secretaría del Ministerio de Educación. Esta decisión política, con una gran carga simbólica negativa, revela cuán poco le importa a la administración del Presidente Macri la ciencia y la tecnología”, cuestionaron, y remarcaron que esto se ve acompañado por “políticas de ajuste impuestas” por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Por todo esto, los científicos y científicas de países como Brasil, Estados Unidos, Alemania y Francia, instaron al gobierno de Macri a tomar “medidas urgentes” y a “revertir estas políticas para preservar un sistema científico y tecnológico que ha sido un líder en América Latina y prevenir un éxodo inminente de científicos”.

LEÉ MÁS: EL INGENIERO DE ARSAT QUE SE FUE DEL PAÍS POR FALTA DE UN PLAN SATELITAL