"No pare, sigue, sigue", rezaba un viejo tema del verano. Ahora el cántico contra el presidente Mauricio Macri parece repetir la fórmula y ya llegó al ascenso argentino.

La canción que más suena en la Argentina llegó a las canchas de Almagro y Aldosivi de Mar del Plata, ambos equipos que disputan el torneo de la Primera B Nacional.

El cantito también se escuchó en teatros y recitales durante la semana y cada vez llega a más rincones del país.

Embed
Embed

En esta nota