Ver un gol olímpico en un partido de fútbol es muy difícil, pero ver dos en el mismo juego con diferencia de tres minutos va contra cualquier probabilidad. Sin embargo, esa locura ocurrió en un importante partido de la Serie A de Italia

Embed

El primer tanto fue obra del francés de la Fiorentina Jordan Vertout, quien ejecutó un corner a los 41 minutos de la primera parte y colocó la pelota contra el segundo palo, sin chances de reacción para el arquero.

Pero apenas tres minutos más el chileno Erick Pulgar consiguió el empate para el Bologna en otro tiro de esquina, con un poco de ayuda del arquero.

Embed

Sin embargo, la ‘Fiore’ consiguió quedarse con los tres puntos gracias a un gol de Federico Chiesa a los 26 minutos del complemento.

De esa forma, la Fiorentina suma 31 unidades y se mantiene, aunque todavía alejado, en la lucha por clasificar a las copas continentales de la próxima temporada.

En esta nota