La comunidad científica está en alerta ya que el ajuste en el presupuesto del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) afectan al sector al punto tal de que pone en peligro la continuidad de expertos en el país.

El Directorio resolvió que “debido a la falta de disponibilidad presupuestaria” no financiará “reuniones científicas y tecnológicas en 2019”. Los investigadores y los becarios del organismo, que esta misma semana realizaron una manifestación para rechazar el ajuste general en el sistema científico, aseguran que el nuevo recorte es una muestra más de la crisis que sufre el CONICET.

El CONICET financia total o parcialmente la realización de diversos encuentros y actividades del sistema científico y tecnológico: congresos, jornadas, simposios y coloquios, que son organizados por universidades, institutos y sociedades científicas, entre otras entidades.

“Tenemos un rojo tremendo en el presupuesto, un estimativo de $600 millones. Es histórico lo que está ocurriendo, es por esto que muchas de las reuniones son suspendidas”, especifica Dora Barrancos, Directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en representación de las Ciencias Sociales y Humanas.

La científica remarca la importancia de estas reuniones que ahora se suspenden por falta de presupuesto: “Una reunión científica es elemental, es el lugar donde se cabildea. Es una de las cocinas del conocimiento y es muy importante, sobre todo, para las producciones de los jóvenes”.

Dora Barrancos, relata que desde que el gobierno de Cambiemos está en el poder, un sector ha “demonizado” al CONICET. “Es evidente que estas acciones no democráticas para paliar la falta de compromiso con la ciencia”.

Barrancos especifica que estas épocas les hace rememorar a lo peor de los años noventa cuando el por entonces Ministro de Economía, Domingo Felipe Cavallo mandó a los científicos a “lavar los platos” al a socióloga Susana Torrado cuando cuestionó las políticas económicas y los recortes por ese entonces. “Hoy lo hacen con una narrativa políticamente correcta que no se traduce en acciones. La retórica asegura algo que los acontecimientos no valida”, explica Barrancos.

Entre los pasos a seguir, Barrancos adelantó que desde CONICET van a sacar una declaración la próxima semana. Además desde ATE aseguraron que llevarán adelante diversas manifestaciones.

Para finalizar, Dora Barrancos reflexionó: “Es evidente que el gobierno no tiene como prioridad a la ciencia, todo lo contrario la ataca. Lo pudimos ver con el ejército de trolls que denosta el trabajo científico. Es necesario remarcar la importancia del CONICET. Es la entidad que hegemoniza a la ciencia. Significa la renovación del conocimiento que puede confluir en el acontecimiento de la producción y esto lleva a más trabajo y calidad de vida”.

Conicet.jpg

En esta nota