El presidente de River, Rodolfo D'Onofrio respondió al reclamo formal que hizo Boca ante la Conmebol para suspender la Superfinal de la Copa Libertadores y anticipó que analizarán la posibilidad de apelar.

"Cuando la Conmebol nos avise analizaremos una apelación. Si fue así, sorpresa, una gran sorpresa porque ayer hubo un acuerdo para que Boca no jugara en desventaja. El presidente de la FIFA lo obligó a jugar a las 19.15 y River dijo generosamente: esta ventaja no la queremos. Está clarita la posición de cada club”, afirmó el mandamás 'Millonario' en conferencia de prensa.

Y resaltó: "Cuando Domínguez me dijo que había decidido postergarlo, yo le dije que estaba de acuerdo. Siempre me habló de postergar y no de suspender. El martes nos vamos a juntar para ver en qué día y en qué hora se juega ese partido en cancha de River y con gente. No me cabe la menor duda de que el partido se va a jugar".

Asimismo, consideró que la suspensión del cotejo es "una pena enorme", ya que es un partido que "está esperando el mundo y por quince inadaptados y por un error de seguridad tenemos que vivir todo esto". "Tengo una sensación de dolor, como todo River, porque esto era una fiesta", sentenció.