La diputada de Libres del Sur Victoria Donda, repudió hoy un nuevo caso de "gatillo fácil", donde denunció que gendarmes balearon por la espalda a Gonzalo Nahuel Sala, un joven de 19 años de Lomas de Zamora.

En ese sentido, la legisladora indicó que "vamos a seguir repudiando cada caso como éste, donde la doctrina Chocobar impulsada por el gobierno se aplica y avala desde los órganos de poder".

Además, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja expresó que desde su espacio político exigen "justicia para Gonzalo Sala, que estos gendarmes sean apartados de la fuerza inmediatamente", y "que los oficiales que violaron la ley en este caso sean juzgados como nuestra ley manda".

El joven fue herido mientras circulaba en una moto y, al no detenerse en el control vehicular policial, fue baleado por la fuerza de seguridad, según denunció la familia de la víctima.

Donda insistió que seguirá "repudiando cada caso como éste", y dijo estar "convencida de que la seguridad también es un derecho humano fundamental, necesario para garantizar el disfrute del resto de los derechos".

Además, consideró que "la policía tiene la función social de prevenir la comisión de delitos, hacerlos cesar y aprehender a sus autores" y agregó que "para cumplir esta tarea puede hacer uso de la fuerza, pero siempre de modo racional y proporcional al mal que quiere evitar".

Sobre el caso de Sala, Donda aseguró que en el accionar de los gendarmes tuvo una "desproporción que es evidente, y por tal ilegal, constituyendo un claro caso de gatillo fácil".

"Otra vez, un joven fue acribillado por la espalda por efectivos de seguridad que responden al mando de Patricia Bullrich, cuando no representaba peligro alguno", enfatizó la diputada.

Asimismo, sostuvo que "lamentablemente la cultura del disparo como regla, deriva de la irresponsable conducta de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al haber avalado, primero a los prefectos que asesinaron a Rafael Nahuel, y luego al agente Chocobar".

En esta nota