La falta de confianza en el Gobierno y la inestabilidad generó que abril terminara con una caída en los plazos fijos del sector privado por más de $ 11.500 millones. La fracción representó un 1,5% del stock a finales de marzo.

La corrida del dólar durante la segunda quincena del mes repercutió principalmente en los depósitos a plazo mayoristas, los cuales mostraron un rescate de $ 10.244 millones. El resto fue complementado por la caída en los plazos fijos del sector minorista, que decidió volcarse a las cajas de ahorro en dólares, las cuales aumentaron 2,3% (u$s 500 millones).

Embed

LEER MÁS: Tras el pacto con el FMI, el BCRA perdió casi U$S 9.000 millones en sólo 15 días

Sobre los depósitos en caja de ahorro y cuenta corriente en pesos, ambos mostraron subas del 3%, por lo que crecieron por debajo de la inflación. Esto reflejó una pérdida en términos reales, ya que la inflación esperada para el mes de abril se estima por encima de 4%.

Por otra parte, los plazos fijos denominados en UVA mostraron una caída del 12% en comparación al stock registrado a finales de marzo, ya que el promedio mensual fue de $ 30.523 millones.

En esta nota