EL DESTAPE | Bonadio contra Alberto Suscribite

X

Lo que está ocurriendo en estos días con una suba en simultáneo del dólar, los precios, la tasa de interés y el Riesgo País es el síntoma nítido del fracaso de las políticas del Gobierno de Cambiemos

El presidente Mauricio Macri encabezó el gobierno que más apoyo internacional recibió desde la recuperación de la democracia. En poco más de tres años, el mercado internacional le prestó u$s 60.000 millones en el lapso 2016/2017 y, luego, en el 2018 el FMI le otorgó el acuerdo más importante para un país en este tiempo por u$s 56.000 millones, de los cuales ya ha desembolsado u$s 38.000 millones.

Ni Raúl Alfonsín, que recibió la trágica herencia de la dictadura, ni Carlos Menem, que debió asumir en el marco de la crisis hiperinflacionaria, ni Néstor Kirchner, que afrontó con éxito el desastre del 2001, tuvieron semejante respaldo.

Con casi u$s 100.000 millones, el Gobierno amarillo fue incapaz de resolver los desequilibrios de la economía y alcanzar un crecimiento sostenido.

Por el contrario, hoy la economía real se hunde, las empresas industriales operan a la mitad de su capacidad productiva, la inflación alcanza niveles de hace 20 años, el desempleo aumentó un 65% y el Estado se encuentra endeudado en el mismo volumen que en el año 2000, al inicio de aquella grave crisis.

LEER MÁS: En plena crisis económica, Macri pidió "seguir remándola"

A lo largo de todo su Gobierno, el Presidente no logró crear confianza en los agentes económicos y generar un proceso de inversión que permita que entren dólares genuinos al país. El 80% de los dólares ingresados en estos años corresponden a deuda tomada por el Estado.

En la apertura de sesiones legislativas del pasado 1 marzo, momento en que un mandatario le habla a la Nación y a sus Instituciones, el Presidente desarrolló un discurso agresivo y mesiánico que tuvo como respuesta de los mercados una venta masiva de acciones y bonos argentinos y una disparada del dólar que aún no se ha frenado.

El Gobierno concluye su mandato en medio de una debacle que construyó por sus propias decisiones y que facilitó una salida de capitales del circuito económico a un promedio de u$s 25.000 millones por año.

La discusión ahora es sobre el futuro.

LEER MÁS: El dólar volvió a dispararse y marcó un nuevo récord histórico

En esta nota