Tras la fuerte disparada de ayer, el dólar cerró a $ 42,26, de acuerdo al promedio realizado por el Banco Central (BCRA). Luego de una enorme una suba de la tasa de interés por parte del Gobierno, la moneda estadounidense bajó $ 1,15.

En el cierre de una semana extremadamente volátil, el billete verde cotizó a $ 40,28 para la punta compradora y $ 42,26 para la vendedora.

LEER MÁS: Por la nueva devaluación, los alimentos subirán 15% los próximos días

Para disminuir el valor de la divisa, el Central, coartado de forma total en su accionar por la presión del FMI, apeló a la única herramienta que ha considerado bajo la gestión de Cambiemos: subir la tasa de interés. Durante la jornada, la autoridad monetaria la elevó por encima del 60%, una medida que impactará de forma directa en la profundización de la caída de la actividad económica.

Para poder absorber más pesos y estimular a los inversionistas a volcarse al mercado local, el BCRA desdobló la habitual licitación de letras de Liquidez (Leliq). Ante un vencimiento de $ 185.000 millones, el ente rector colocó en la primera ronda $ 104.865 millones a una tasa promedio del 56,76%. En la segunda, subastó $ 101.326 millones a una tasa promedio del 59,06% y un rendimiento máximo del 60,49%.

Desde el viernes, el BCRA lleva absorbidos $ 165.000 millones, el 10% de la Base Monetaria, es decir, el dinero físico circulante.

En diálogo con El Destape, el director de la consultora Finocomics, Ezequiel Estrada, explicó que "esta suba en el tipo de cambio genera mayor presión sobre la inflación de los próximos meses y por lo tanto se podrá observar una mayor contracción monetaria para buscar calmar a la divisa".

En la misma línea, el economista señaló que "esta salida de capitales generó un cimbronazo en la cotización del dólar, que luego de varios días de baja hoy revirtió esta tendencia con un fuerte rebote".