Al recibir en el festival de San Sebastián el premio como mejor director por la película Rojo, Benjamín Naishtat cuestionó las políticas del gobierno nacional en materia de Cultura y anotició a los presentes que el cine nacional "está en manos de improvisados".

"Seguramente mañana en mi país se publicará que Rojo y la maravillosa película de María Alché ganaron premios para decir que el cine argentino va bien, pero la verdad es que el ministerio de Cultura en la Argentina ha cerrado para ser degradado a Secretaría", comenzó Naishtat, tras agradecer a sus compañeros de trabajo.

benjamin.mp4

El director se quedó con el galarón por la película Rojo que muestra la complicidad de la sociedad a mediados de los 70 con la dictadura militar y el terrorismo de Estado.

"No voy a entrar a hablar de lo que hacen los improvisados que manejan la política pública en el cine. Quería decirles a esa gente, ya que tengo la oportunidad, que la cultura dignifica, que es parte de la dignidad de un pueblo y que la dignidad no se negocia", sostuvo Naishtat.