El vino malbec argentino es famoso por su excelencia en el sabor a tal punto que ya es un símbolo de reconocimiento nacional en todo el mundo. Por eso, desde el año 2010 que todos los 17 de abril se homenajea a nuestra bebida y su papel en la identidad de nuestro país.

La conmemoración fue impulsada por 'Wines of Argentina', que escogieron esa fecha por ser el día en el que se inauguró la Quinta Agronómica de Mendoza en 1853 y donde se plantaron las primeras cepas de dicha uva.

Por lo tanto, en homenaje a nuestra bebida emblema, te traemos diez virtudes que el vino malbec trae a tu salud para que las tengas en cuenta:

1 - Reduce las grasas: El consumo de vino tinto activa la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes, según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts. En dosis moderadas, contribuye a reducir la obesidad y el sobrepeso al envejecer.

2 - Combate las bacteria bucales: Investigadores italianos han confirmado que algunos compuestos presentes en esta bebida frenan el crecimiento bucal de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a los dolores de garganta.

3 - Mejora de los procesos cognitivos: Alrededor de 70 estudios demuestran que el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y, en pequeñas cantidades, previene la demencia. Los científicos creen que se debe a que la elevada presencia de antioxidantes en su composición reduce la inflamación, impiden que las arterias se endurezcan e inhiben la coagulación, lo que mejoraría el riego sanguíneo.

4 - Complemento placentero: Al degustarlo con moderación se liberan endorfinas en dos áreas del cerebro, aumentando la sensación de placer, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de California. Algunas investigaciones también aseguran que los ambientes con tonalidades rojas o azules aumenta la intensidad del sabor del vino.

5 - Ejercicio embotellado: Una investigación publicada en The FASEB Journal, sugiere que el resveratrol de la uva disminuye las consecuencias negativas de la vida sedentaria.

6 - Limpiador de paladar: Tomado durante la comida, el vino ayuda a percibir mejor los sabores que cuando esta se acompaña con agua. Esto se debe a sus propiedades astringentes, que evitan la excesiva sensación de grasa causada por alimentos como las carnes rojas y permiten degustar mejor la comida.

7 - Reduce riesgo de cáncer: El vino tinto ayuda a reducir el riego de cáncer de pulmón en hombres, sobre todo si son fumadores. Además bloquea el crecimiento de las células responsables del cáncer de mama.

8 - Aliado del corazón: Una copa al día en el caso de las mujeres o dos en el de los hombres, contribuyen a aumentar los niveles de colesterol bueno en la sangre y previenen las complicaciones cardiovasculares.

9 - Cuida la próstata: Un estudio asegura que consumir siete vasos de vino tinto semanales después de cumplir los 40 años de edad, reduce en más de la mitad los diagnósticos de cáncer de próstata.

10.-Hábitos saludables: Un estudio publicado en el British Medical Journal revela que los aficionados a la degustación del vino suelen comprar alimentos más sanos y tener una dieta más equilibrada que los consumidores habituales de cerveza.

LEÉ MÁS: Estos son los alimentos con más calorías escondidas