Varias figuras del peronismo participaron de la marcha por el Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia y marcharon junto al pueblo hacia Plaza de Mayo en la tarde de este domingo.

El presidente del Partido Justicialista bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, participó de la marcha y señaló que "hemos venido y estamos juntos por la memoria, la verdad y la justicia, desde el campo nacional y popular, haciendo oir nuestra voz, que es la de cientos que claman por trabajo y están en contra de este fenomenal ajuste que provoca desocupación, hambre y pobreza".

Roberto con Maximo y Axel

También entre los que asistieron estuvieron los intendentes Alberto Descalzo (de Ituzaingó) Verónica Magario y su antecesor Fernando Espinoza (de La Matanza), Francisco Durañona (de San Antonio de Areco) y Leonardo Nardini (de Malvinas Argentinas).

Embed

LEÉ MÁS: Espinoza y Magario se mostaron con Secco y apuntaron contra Macri

Embed

Agustín Rossi fue otro de los presente y consideró: "Democracia no es solamente ir a votar, es también respetar los Derechos Humanos y tener un Estado de derecho pleno, que hoy no está garantizado. También marchamos por esto", reflexionó al tiempo que aseveró el compromiso "por el reclamo histórico de Memoria, Verdad y Justicia".

"Es un 24 de marzo con un gobierno que hace acordar, en lo económico y por su desprecio al pueblo, a la dictadura militar. Aunque con las diferencias propias entre democracia y dictadura", sentenció el líder de Red por Argentina y pre candidato a presidente Felipe Solá.

Embed

Por el lado de las agrupaciones políticas, estuvieron presentes Máximo Kirchner y Axel Kicillof y otros dirigente de La Campora, mientras que en la columna de Nuevo Encuentro estuvieron Martín Sabatella y Mónica Macha, diputada nacional por Unidad Ciudadana.

Por su parte, el presidente del Partido Solidario (PSol), Carlos Heller aseguró que todavía existe la necesidad de "llevar al banquillo a los cómplices civiles" de la última dictadura cívico militar y remarcó que "falta terminar de desmontar el andamiaje legal" que dejó el gobierno de facto.

Embed