Una mujer incrustó su automóvil en las oficinas de Coopser luego de reclamar ante los empleados porque le habían cortado el servicio de energía eléctrica. La joven de 30 años fue identificada como Mariela Luján Velo, fue trasladada a la Comisaría y fue imputada por el delito de “daños”.

Velo se desempeña como auxiliar educativa en el Centro de Educación Física (CEF) N° 14 y es estudiante. Estaba de licencia y había ido a la cooperativa a reclamar porque le cortaron la luz a pesar de haber pagado la factura.

San Pedro auto.jpeg

Según relató el presidente de Coopser, Pablo Peralta, en diálogo con La Opinión, "esta persona ingresó a raíz de un corte, profirió amenazas, se retiró del lugar y luego entró con el auto. Tenía una factura que dijo que ya estaba abonada y que le habían cortado el servicio".

Embed

En esta nota