En este Día del Maestre no existen motivos para celebrar en un contexto donde el Ministerio de Educación absorbió Cultura y Ciencia, con un recorte presupuestario por decreto, con la eliminación de la paritaria nacional docente y con un conflicto que en Buenos Aires ya cumple nueve meses.

Esta semana, la CTERA convocó a un paro nacional para el 13 de septiembre y una marcha al Congreso Nacional en “defensa del presupuesto educativo” y bajo la consigna: "La educación pública está en peligro".

Además, reclamarán por "defensa del salario; condiciones dignas para enseñar y aprender; la continuidad del FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente) y del Fondo Compensador; y mayor presupuesto para Educación".

Embed

Y exigen "nueva Ley de Financiamiento Educativo; defensa de la jubilación y de la universidad pública".

En Buenos Aires, el conflicto docente ya cumple nueve meses y desde el Gobierno de Cambiemos insisten con una oferta salarial menor a la inflación proyectada para este año que superará el 40%. En la Provincia, el Frente de Unidad Docente convocó a un paro de 48 horas el 12 y 13 de septiembre bajo el reclamo de justicia por Sandra y Rubén – los docentes que murieron en la tragedia de Moreno cuando explotó una escuela por una fuga de gas-.

También, exigen que se declare la emergencia edilicia provincial, un aumento salarial que implique consolidación del salario, que cesen las persecuciones a directivos y docentes que adhieren a las medidas de fuerza como así también la nulidad de los sumarios ilegales realizados por la Dirección General de Escuela.

El jueves 13, además, marcharán las federaciones universitarias junto a los gremios docentes para exigir mayor presupuestos para las universidades y en repudio al recorte en Ciencia y Tecnología.