A dos días del posible paro general, la cúpula de la CGTmantuvo intensas negociaciones con el Gobierno de cara a la reunión que tendrán este martes en el Ministerio de Trabajo para analizar los reclamos sindicales de la central obrera, como condición para dar marcha atrás con la inminente medida de fuerza.

Después del cónclave, el Consejo Directivo de la CGT tendrá su propia reunión a las 17 en la que, de acuerdo a los resultados que obtenga en su diálogo con el Gobierno, definirá una posible fecha de convocatoria para concretar el paro general.

El Ejecutivo, según trascendió, podría hacer una nueva oferta a la central obrera con tal de que no lleve a cabo la medida de fuerza: reactivar la devolución de fondos de la deuda que tiene el Estado con las obras sociales sindicales, con un giro de fondos que llegaría a los 6 mil millones de pesos.

Esto se suma a la propuesta de habilitar a los gremios la negociación de 20% de aumento en las paritarias del sector privado que se cerraron en un 15%, que responde al uno de los cinco pedidos de la CGT para no llamar a la tercer huelga general en la gestión del presidente Mauricio Macri.

Aún no se sabe si el Ejecutivo dará respuesta a los otros tres reclamos: dejar de insistir con los puntos "conflictivos" de la reforma laboral; eximir del impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo de julio y evitar despidos en los sectores público y privado durante los próximos seis meses.

Mientras tanto, el dirigente Hugo Moyano ya confirmó que el jueves habrá paro de Camioneros, lo cual agitó aún más la interna de la CGT entre los más "combativos" y los más "dialoguistas".

LEÉ MÁS: ESTIMAN QUE ARGENTINA CRECERÁ MENOS TRAS EL ACUERDO CON EL FMI