La devaluación del peso sigue su camino y la expectativa del mercado no parece ser la mejor: el dólar futuro, esa herramienta que el Gobierno judicializó y se negó a utilizar hasta que se quedó sin instrumentos para frenar la corrida, ya cotiza a 33 pesos para el año próximo, un 32% más que en la actualidad.

Si la depreciación del peso en estas últimas dos semanas, que llegó al 24% y elevó la cotización del dólar de 20,5 a 25 pesos, no fuera suficiente, el Rofex opera esperando una fuerte suba de la divisa: para abril del año próximo, aguarda que suba hasta los 32,85 pesos.

Hacia el mes que viene, un dato que muchos inversionistas miran a la hora de comparar y así decidir si siguen en Lebac y o se van al dólar, el Rofex vendió divisas por un valor de 26,36 pesos, un 3,37% más que en la actualidad. Sería una devaluación similar a la tasa de interés mensual que pagaría la Lebac en este supermartes.

Pensando a fin de año, el dólar se espera en el mercado de futuros a un valor de 30,65 pesos, un 20,2% más que en la actualidad.

Según consignó el diario El Cronista, se operaron contratos a futuro en la jornada del lunes por un equivalente a 1.176 millones de dólares, todo un récord.

Mirá el último programa de El Destape

Embed

En esta nota